Compartir
PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELAPORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELAPORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELAPORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELAPORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELAPORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA
YOLANDA ELETA DE VARELA
4 (80%) 2 votes

ÁNGEL DE ÁNGELES

Esta destacada empresaria lleva 25 años trabajando en beneficio de personas con capacidades especiales, a quienes considera seres virtuosos, transmisores de valores que debería poseer toda la sociedad. Este mes, OEP, ente que preside, celebra 30 años.PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA

Cargo: Presidenta de Olimpiadas Especiales Panamá.

Empresa: Olimpiadas Especiales Panamá y Consejos de la Corporación Medcom y Cable Onda. También está a cargo del programa gubernamental “Mi escuela primero”.

Hijos: Ximena, Sofía, Luis Fernando y Graciela.

Pasatiempos: Deportes en general. Este año participó en Ocean to Ocean, evento ciclístico que recorre 84 km, de Colón a Panamá.

Libros favoritos: Novelas históricas.PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA

Yolanda Eleta de Varela es una deportista innata. Su físico da fe de eso. En lo que se alistaba para la sesión de fotos, nos platicada que participaría de la competencia de ciclistas Ocean to Ocean, que va de Colón a Panamá. Y en su casa cada esquina habla del golf, que es otra de sus disciplinas. Entre todo lo que implica ser empresaria y madre, es imprescindible para ella sacar tiempo para ejercitarse. Esta dama es de las que prefiere dejar de trasnocharse en una fiesta, para poder levantarse muy temprano a manejar bicicleta, por ejemplo.

Ese dinamismo que siempre lleva fue justo la característica perfecta para formar parte de Olimpiadas Especiales, organización que actualmente preside en Panamá, y donde ha tenido una participación activa desde hace más de 20 años. Nada ha sido casual entre esta empresaria y el ente deportivo que este año cumple 30 años de ayudar a la población panameña con capacidades especiales.PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA

LA PRIMERA RAZÓN

Yolanda es una mujer emprendedora, que ha hecho carrera en la industria de las telecomunicaciones. Es miembro de los Consejos de la Corporación Medcom y de Cable Onda. Cuando tenía 25 años tuvo su primera hija, Ximena Varela Eleta. “Mena”, como le dicen de cariño, quizás fue ese llamado directo a ser parte de Olimpiadas Especiales. Su pequeña bebé llegó al mundo con Síndrome Down.

“La primera sensación que tuve fue de shock, pero calculo que pudo haber durado unos 10 minutos. No más. El apoyo de mi esposo y del resto de nuestra familia fue fundamental desde aquel primer día.”, rememora la Presidenta de Olimpiadas Especiales Panamá (OEP). Es probable que el impacto no fue extendido porque en la familia ya había alguien con esa condición. Lo que les permitió tener de antemano detalles de lo que enfrentarían. Lejos de representar un trauma fue una razón más para mantener la plena unidad. La meta siempre ha sido lograr que Ximena se pueda desempeñar en todos los entornos, como hasta ahora lo ha alcanzado.PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA

Yolanda dista mucho de ser una mujer egoísta. Esa responsabilidad impuesta y asumida cuando tenía 25 años y su éxito en la vida profesional son conocimientos que compartió de manera estructurada al ser parte de OEP.

EL SENDERO ESTABA HECHO PARA ELLA

“Además de ser madre de una niña con Síndrome Down, estuve motivada por el hecho de que cuando mi hija llegó al mundo ya yo trabajaba y era empresaria. Tenía muchos contactos en diversas compañías, incluso en el gobierno y formaba parte de un medio de comunicación”, acepta la madre de Ximena.

Estos factores son plusvalías con las que contaba Yolanda desde hace más de 20 años atrás. Ella sabía que tenía una mayor posibilidad de hacer la diferencia, porque su realidad no es la misma que la de cientos de progenitores de niños con capacidades especiales… Siendo así, sabía que tenía una posibilidad mayor de hacer una diferencia. Además, continua diciendo, “me sentí motivada cuando el fundador del movimiento, el señor Jaime Alemán, me hizo la petición de presidir la organización. Fue aquí cuando me armé de valor y asumí este gran reto”.PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA

De los 30 años que celebra Olimpiadas Especiales Panamá, Yolanda lleva 25 años como miembro activo del programa. Aunque pareciera que todo empezó con Ximena, podría ser que la historia se remonta mucho antes.

Para el gran festejo estará presente la máxima autoridad de Special Olympics (Olimpiadas Especiales) a nivel mundial, Timothy Shriver, quien es hijo de la fundadora de la organización, Eunice Kennedy de Shriver. Yolanda y el señor Shriver se conocieron cuando él tenía 17 años de edad y ella 13. Ese primer contacto se dio durante un viaje a Panamá que realizó el entonces joven. La presidenta de OEP guarda gratos recuerdos de esa amistad entre sus familias, lazos que perduran hasta hoy.

Ese vínculo también la ha llevado a ser parte del Board Mundial de Special Olympics, que convoca a un grupo selecto de 40 directores de todo el mundo. En esa posición ya lleva 9 años.

UN MOVIMIENTO MUNDIAL

Olimpiadas Especiales tiene presencia en más de 200 países y convoca cerca de 200 millones de atletas en el mundo. La base de todo siempre ha sido la familia. Así como Yolanda hizo todo lo posible para que su hija se desenvolviera de manera integral en diversas actividades, lo mismo aspiró la señora Eunice para una de sus hermanas, que tenía una discapacidad intelectual.

La fundadora de la organización, hermana del expresidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, inició el movimiento bajo el concepto de Family and Friends, ya que al inicio iban pidiéndole a personas cercanas y de confianza que emprendieran el programa en sus países. En el caso de Panamá, el llamado fue Jaime Alemán y éste sin dudarlo dijo que sí asumiría el reto. En aquellos años, recuerda la Presidenta de Olimpiadas Especiales Panamá, no existía (ni en lo más mínimo) el concepto de inclusión. Ni en los vocabularios ni en la mentalidad, respecto a las consideraciones con las personas con discapacidad.PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA

“Se les trataba bien, pero con lástima, en lugar de verlas como personas productivas para la sociedad”, señala la entrevistada. Muy por el contrario, sigue reflexionando, a lo que se ha visto desde siempre en Olimpiadas Especiales.

En este programa, desde su génesis, se les ofrece oportunidades a estas personas. Creen en el talento que tienen para desempeñar muchas funciones de provecho para la sociedad.

REALIDAD PANAMEÑA

No obstante, aduce Eleta de Varela, el reto más grande para la organización siempre ha sido crecer, ya que tener una mayor población de atletas, significa que necesitan más recursos. Lo que se traduce en más instalaciones deportivas, más equipo, más personal dispuesto a donar su trabajo y otros tantos especialistas prestos a compartir sus conocimientos.

La tarea no ha sido fácil en ningún momento. Gratificante, sí. Estar en contacto con personas con capacidades especiales, por ejemplo, supone a estar expuestos a esa buena vibra que transmiten, esa paz interior que poseen estos niños, niñas, jóvenes, hombres y mujeres. “Es como si llevaran dentro un ángel tan maravilloso que a uno se le olvida que tienen una discapacidad”, resalta Yolanda.

Al dejarse envolver por su calidad humana y su belleza, la responsabilidad crece, porque no se les quiere fallar. Una de las tareas más titánicas es lograr la aceptación de nuestra población con discapacidad en el mundo fuera de Olimpiadas Especiales.

Se estima que en nuestro país hay más de 300, 000 personas con algún tipo de discapacidad, de las cuales el 15% son de tipo intelectual (aproximadamente 64, 000). El ideal, recalca la dirigente panameña, es llegarles a esas personas y a sus familias, quienes siguen estando aislados del resto de la sociedad. “Nuestro trabajo arduo es lograr traer a más personas e integrarlos al resto del país por medio de las oportunidades que les ofrecemos”.

Aunque en 25 años, Yolanda ha logrado convertirse en un motor para el ente, ella siente que todavía hay más por hacer. “Quisiera que a través de mi participación (no solo en Olimpiadas Especiales Panamá, sino en el Board Mundial) poder cumplir a cabalidad con la misión de la organización. Nuestro propósito es brindar deportes, salud, y una oportunidad de brillar con luz propia a cada atleta que se una a este movimiento enorme de integración social. Para mí estará cumplida nuestra misión cuando nosotros logremos una sociedad realmente inclusiva, desde los países más desarrollados hasta los subdesarrollados”.PORTADA  | YOLANDA ELETA DE VARELA

“Nos gustaría que OE cale tan fuerte en la conciencia de la población, que las personas con discapacidad intelectual cada día sean reconocidos como cualquier otro miembro de la sociedad”.