Compartir
PORTADA  | SÚPER MAMÁSPORTADA  | SÚPER MAMÁSPORTADA  | SÚPER MAMÁSPORTADA  | SÚPER MAMÁSPORTADA  | SÚPER MAMÁSPORTADA  | SÚPER MAMÁS
Rate this post

No hay un trabajo que tenga una jornada laboral tan larga como ser mamá. Transformar el “yo” por el “nosotros” es el primer desafío al que nos enfrentamos. Luego fusionar mágicamente el rol de está época: ser mamá, profesional y mujer.

Una prueba superada por nuestras invitadas. Maru Jaén, Siria Miranda e Ivette Cordovez tienen muchas cosas en común: las tres laboran en TVN Media, son reconocidas por su éxito profesional y son mujeres multitasking. En esta ocasión las pudimos ver en acción, pero detrás de las cámaras en el caso de Siria e Ivette, y de los números en el de Maru, quien es la directora comercial del grupo.PORTADA  | SÚPER MAMÁS

Nuestra cita para realizar la sesión de fotos fue en las instalaciones de TVN. Un día diferente para los pequeños que acompañaron a sus mamás al trabajo para compartir una experiencia en donde no hay guiones ni reuniones formales, sino madres e hijos, cómplices, amigos y sobre todo donde abundaban las muestras de cariño. El estudio de grabación se llenó de risas y anécdotas, donde esta vez el show se lo robaron los más pequeños, quienes también nos contaron como se sienten al tener a ese ser que les dio la vida a su lado y porqué su mamá es la mejor del mundo. PORTADA  | SÚPER MAMÁS

Al conversar con cada uno de ellos, nos dimos cuenta que la admiración es recíproca, pues sus hijos sienten gran orgullo de sus progenitoras, no sólo como madres, sino también al verlas en el campo laboral, donde dan lo mejor de cada una y les enseñan a sus retoños que con organización y compromiso se puede lograr todo lo que se propongan.

VIDA NUEVA

Maru Jaén tiene a Nicole de 9 años y Stephanie de 7. Mientras les tomaban las fotografías, nos dimos cuenta que son tres grandes amigas, una cuida de la otra y se apoyan en todo cuanto puedan. Para Maru, las manecillas del reloj parecen moverse con prisa cada día hasta llegar la hora de estar en casa con sus hijas, conversar de cómo les fue en la escuela, en el ballet y compartir al final del día. No importa que tan díficil haya sido la jornada, al llegar a su hogar solo es la mamá de Nicole y Stephanie.

Siria Miranda se convirtió en madre hace 11 años. Desde ese día su vida cambió por completo y ha tenido que reemplazar los tacones por zapatillas para acompañar a su hijo al fútbol americano, además de aprender todo sobre los deportes, la pasión de Diego. Tenía 26 años cuando supo que traería a su hijo al mundo, llena de nervios, miedo y una inmensa emoción, inició este camino que le ha dado la mayor felicidad. 11 años después tiene a su lado a este hombrecito que es también su consejero, su fans número uno, y en ocasiones también asume el rol de padre protector. Al verlos juntos nos damos cuenta que se hablan con solo una mirada.

En el caso de Ivette Cordovez, sus hijas aún son pequeñas, así que cuando se acaba el noticiero, el día como mamá, apenas comienza con Aurora de cuatro años y Eloísa de uno, quienes la esperan en casa para jugar. Ivette disfruta cada momento al lado de ellas, es consciente que se crecen en un abrir y cerrar de ojos, por lo que trata de dedicarles el mayor tiempo posible y sobre todo, de calidad.

Las tres coinciden que este rol no está en competencia con su vida profesional ni como mujer. Tienen muy claro que los hijos son su prioridad y se esmeran en darle siempre lo mejor, sobre todo quieren ser un ejemplo para ellos, enseñándoles a no rendirse ante las dificultades y perseguir siempre sus sueños. Con el simple hecho de verlas levantarse con entusiasmo todos los días para ir a hacer lo que les gusta y ser mujeres exitosas en el campo profesional, están viendo en ellas la realización que les servirá de modelo para su futuro.PORTADA  | SÚPER MAMÁS

MARU JAÉN

Desde muy joven escuchaba a su abuela decir que “ser madre es cuestión de dar el ejemplo, así que si quieres que tus hijos sean personas honradas, con valores y principios, pues lo que ellos vean en tí es lo que van a copiar en sus propias vidas”. Con esta reflexión presente, Maru cree en la importancia del legado que ha de dejarle en sus niñas y trabaja todos los días en ello.

Después de 16 años en TVN ha sabido distribuir su tiempo para darle a ellas la atención que merecen. Confiesa que creía saber lo que era el amor, pero cuando nació Nicole, su primera hija, descubrió realmente su significado, el amar alguien más que a uno mismo y sacrificar todo por esa persona. Desde ese momento se esmera por ser mejor para ellas, enseñarles a tener empatía por el prójimo y ser humildes. Maru tiene una gran responsabilidad al ser la Directora Comercial de TVN Media, sin embargo ha sabido desempeñar con éxito ambos roles, teniendo siempre presente a su familia en todo lo que hace. Una regla para ella es jamás perderse ninguna actividad de sus pequeñas, haciéndoles saber que todo lo que hagan es importante para su mamá.

Después de un día de trabajo, no hay nada que la haga más feliz que compartir con Nicole y Stephanie, a quienes les hace saber siempre que además de ser su madre, es su amiga y fiel compañera.PORTADA  | SÚPER MAMÁS

SIRIA MIRANDA

La presentadora Senior de TVN comprobó que el príncipe azul sí existe el 3 de septiembre de 2005, cuando tuvo por primera vez en sus brazos a Diego. Un consejo que recibió en ese entonces era que le dedicara el mayor tiempo posible y disfrutara cada etapa porque una vez que crecen van en busca de su propio destino. Ahora que tiene 11 años, añora sus primeros pasos, cuando buscaba refugio en los brazos de mamá o de aquellos días de inicio de clase. Siria a pesar de tener muchas responsabilidades en su trabajo, no se ha perdido nada de su hijo, ha disfrutado cada etapa y siempre está para apoyarlo en todo lo que hace.

Diego es el hombre de la casa. Aquí los papeles están invertidos. Apenas termina el noticiero estelar, está pendiente de la hora que su madre llega a casa para estar con ella. Conversando con este hombrecito, nos dice que no le gusta que su mamá esté muy tarde fuera de casa porque “para una mujer eso es muy peligroso”.

Nos queda claro quién pone el orden en esta dupleta.

Para la periodista, esta aventura es un aprendizaje diario. Le ha inculcado a medida que crece a valorar su profesión, poder transmitirle la pasión que siente por lo que hace, pero siempre haciéndole saber que él es el número uno en su vida. Nada la llena más que tener quien la abrace y la haga sentir niña otra vez, una sensación que solo su hijo le puede transmitir.PORTADA  | SÚPER MAMÁS

IVETTE CORDOVEZ

Una mujer acostumbrada a las pasarelas y las cámaras, recibió el mejor regalo de su vida en diciembre del año 2012 cuando nació la pequeña Aurora. Desde el primer momento decidió dedicarse un 100% de ella para mantener ese vínculo que venía desde el vientre, haciendo de su hija una niña amorosa y feliz.

El año pasado la familia creció con la llegada de Eloísa. A pesar de ser pequeñas, las tres son muy unidas y desde ya comparten el gusto por la moda como su madre.

“Por amor a mis hijas he sacrificado muchas cosas, y haría muchas más porque son mi más grande y valioso tesoro. He cambiado mi manera de ver la vida, mi forma de amar, todos los días quiero ser mejor persona por ellas, y tengo muchas metas que quiero alcanzar para poder brindarles una educación completa y un mejor futuro”, nos expresa Ivette.

La presentadora del Noticiero Mediodía confiesa que lo más díficil de esta faceta es lograr el balance entre madre y mujer. Siempre queda la culpa cuando hay que dejarlas en casa para salir a trabajar, pero precisamente pensando en ellas, que son el motor de su vida, quiere seguir cosechando éxitos profesionales.

Aunque es una experiencia muy gratificante reconoce que es una labor que requiere mucha paciencia, tolerancia, comprensión, mantenerse firme y con carácter, imponiéndoles autoridad, pero siempre con amor.