Compartir
PORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGOPORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGOPORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGOPORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGOPORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGO
ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGO
Rate this post

UN RETO COLOSAL

La fecha ya fue fijada. En poco menos de un año, Panamá será el epicentro de fe católica en América Latina, cuando la Jornada Mundial de la Juventud reúna a peregrinos de todo el mundo. Los responsables del comité de recaudación nos hablan de esta titánica misión.

PORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGO

El repicar de las campanas en las iglesias y parroquias del país, oficializaban el anuncio que el Papa Francisco hacía en ese momento en el Campo de la Misericordia en Cracovia, Polonia. Allá, bajo un imponente sol, el ambiente era de fiesta, hermandad y júbilo por parte de los jóvenes, peregrinos y personalidades eclesiásticas panameñas que estaban presente, y acá en Panamá el reloj marcaba  las 4:45 a.m. con un escenario bastante parecido. Cientos de personas, reunidas en diferentes sedes de la iglesia católica, festejaban las palabras de su santidad en la culminación de la Jornada Mundial de la Juventud Cracovia 2016.

El nombre de Panamá, como sede de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará del 22 al 27 de enero de 2019, marca un reto para este pequeño país, que espera convertirse en el hogar de cientos de miles de jóvenes y peregrinos de todo el mundo, en busca de renovación espiritual y conversión, mediante un encuentro que se empezó a celebrar por iniciativa del Papa Juan Pablo II, en el año 1985.

Treinta y cuatro años habrán pasado en 2019 desde la primera jornada, es por eso que los desafíos que actualmente se enfrentan, tienen que ser una prioridad no solo para  la iglesia, sino también para el gobierno y todos los panameños. Necesitamos convertirnos en verdaderos anfitriones de fe, para ayudar a esparcir la palabra de Dios y continuar con el legado que nos fue confiado ese 31 de julio de 2016 en Cracovia.

EL VALOR DE LA AMISTAD

Todavía falta un largo camino por recorrer antes de que la Jornada Mundial de la Juventud  2019 o JMJ 2019 se realice, pero toda una maquinaria humana trabaja sin pausa para que los 250,000 jóvenes peregrinos de todo el mundo, miles de sacerdotes y monjas, más de 10,000 voluntarios extranjeros, un aproximado de 700 obispos y 100 cardenales, tengan un hogar de acogida durante la semana de la JMJ. Esta actividad quizás es la más titánica de todas, como comenta Roberto Alfaro, miembro del comité de recaudación de la JMJ 2019, quien se involucró en esta actividad de manera voluntaria.

“Cuando vi el anuncio por televisión que Panamá sería la sede de este encuentro juvenil, me dije “tengo que formar parte”. Entonces agendé una cita con Monseñor José Domingo Ulloa, quien inmediatamente me asignó como director, cargo que me ha traído un cúmulo de responsabilidades y esperanza en la juventud panameña, pues estamos destinados a lograr grandes hazañas y esta es nuestra mayor meta del año 2019”, acotó Alfaro.

PORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGO

ROBERTO ALFARO

Fue Ministro de Comercio e Industrias y Embajador de Panamá en Italia y Washington, Estados Unidos. En la iglesia se destacó por ser Presidente de la Campaña de Promoción Arquidiocesana y miembro de la directiva de la Ciudad del Niño.

 

Él es un caballero tranquilo y apacible, cuya experiencia se ve reflejada en su rostro como marcas de que los años no han pasado en vano y su voz, es la fuente de una sapiencia clara. Don Roberto nos narra sus días de infancia, esos cuando acudía a misa con su madre y hasta tuvo participación como monaguillo en la iglesia. Para él, el valor de la religión católica es fundamental, un pilar capaz de sostener cualquier peso sin siquiera sufrir una grieta.

Se dibuja en su cara una sonrisa y los recuerdos empiezan a flotar como diapositivas por todo el recinto. Sus manos sostienen un libro elaborado a base de recortes de periódicos y fotos en colores sepia y blanco y negro. Este álbum es fiel testigo de muchas de las historias junto a su hermano de batallas Ricardo Arango, a quien le extendió la invitación para participar de esta causa social y religiosa.

PORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGO

RICARDO ARANGO

En 1986 fue Presidente de la Campaña de Promoción Arquidiocesana y presidió el Comité  de Construcción del Centro Arquidiocesano.  Presidente de la Clínica Arango Orillac de 2000 a 2010.

Don Ricardo, quien es de personalidad extrovertida, nos cuenta con gran optimismo y seguridad que la JMJ será todo un éxito. Visualiza una oportunidad única para el país y los panameños principalmente en tres aspectos: promoción de valores en la juventud, impacto significativo en la economía del país y promoción positiva de la imagen como país ante el mundo entero.

Reina la calma. Ambos se sientan a mirar sus recuerdos y olvidan las cámaras. Rememoran un pasado que les regaló mucha felicidad y les enseñó el valor de la tenacidad. Señalan esos recortes desgastados por el tiempo y las anécdotas, de estos dos amigos que solían hacer travesuras de pequeños y disfrutaban salir de fiesta cuando jóvenes, nos revelan el valor de una amistad sólida, que se ha mantenido a través de los años y se consolida como un lazo familiar invaluable.

Juntos se han involucrado en diferentes causas sociales y cargos profesionales donde el éxito se ha manifestado, es por eso que en esta nueva tarea, ambos sabían que tenían que trabajar juntos como la mancuerna que siempre han sido.

ENFOQUE CLARO

Como responsables de la dirección de recaudo, Roberto y Ricardo, tienen planes concretos para así cumplir con los objetivos planeados para la JMJ 2019.

Bajo sus hombros esta la responsabilidad de llegar a la meta de recaudación de dinero, para poder darle una atención merecida a todas esas almas que estarán en suelo patrio para alabar a Dios y ser testigos de la presencia de la máxima autoridad católica, su santidad el Papa Francisco.

“Tuve la oportunidad de estar cerca de él cuando recibimos, oficialmente, la cruz peregrina en Roma y definitivamente es una experiencia que no se puede describir con palabras. Es poder sentir en tu piel, alma y todo tú ser, la presencia de Dios.  Y saber que el Papa Francisco estará aquí y que miles de personas tendrán la oportunidad de tener este sentimiento, es maravilloso”, mencionó Don Roberto.

Es por eso que trabajan sin cesar. En pocos meses se realizarán varias actividades de orden público, como la rifa de la residencia que fue donada por una promotora, la cual estará completamente amoblada ya que otras empresas se han sumado a manera de voluntariado, para ofrecer un gran premio.

“Estaremos rifando una casa, que mejor premio que este y en segundo premio un auto. Es por eso que invitamos a todos a comprar sus boletos, pues con lo recaudado podremos asegurar un hogar para esos peregrinos que estarán acá durante la fecha prevista”, enfatizó Don Ricardo.

Pero también están gestionando y buscando nuevos patrocinadores para sumar fondos al presupuesto que ronda los 60 millones de dólares.

Don Roberto deja claro que aunque es un monto bastante elevado, el mayor porcentaje de estos ingresos, unos 40 millones, vendrán producto de las cuotas de inscripción de los mismos peregrinos. “El objetivo del comité que presido es recaudar los otros 20 millones por medio de donaciones en efectivo, patrocinio y el apoyo de las empresas privadas”, acotó.

Serán días ajetreados para el país, pero no es un evento aislado a un sector de la población o de estatus social y religioso. Todos están invitados a participar, es por eso que también se tendrá el apoyo logístico de las diferentes instituciones del Estado, quienes cooperarán con los temas de seguridad, transporte, sanidad, migración y condicionamiento de áreas para los eventos masivos.

“La gente me dice que Panamá será un caos durante esos días, y sí, quizás sea así, pero en todos los países donde la Jornada Mundial de  la Juventud se ha realizado ha pasado lo mismo. En España el metro colapsó, las comunicaciones se afectaron y en Cracovia los jóvenes caminaban varios kilómetros para llegar al puntode encuentro, pero es aquí cuando se demuestra tu fe, y eso es lo que realmente importa”, dijo Don Roberto.

PORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGO

 

MISIÓN POSITIVA

Para estos dos amigos, la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019 no debe ser vista como un evento que solo traerá inconvenientes al país, pues las cifras del cálculo estimado por las anteriores jornadas, de otras naciones, indican que la derrama económica de este evento en el país de acogida, solo durante el mes, es mayor a los 250 millones de dólares.

“Aquí se beneficiarán todos, desde los grandes hoteles hasta los más pequeños, los comercios que van desde tiendas y supermercados, los almacenes y restaurantes, hasta el pueblo en general. Es una actividad positiva en todos los sentidos, de nosotros depende sacarle el máximo provecho”, señaló Don Ricardo.

La JMJ 2019 será un multitudinario evento que colocará a Panamá en los ojos del mundo entero. Un hecho histórico donde por alrededor de diez días estarán más de 3, 500 periodistas de todo el mundo, para filmar, transmitir y comentar cada etapa de la actividad, que catapultará de manera positiva al país.

Falta menos de un año y el comité de recaudo sigue buscando alternativas y soluciones viables para que todos los que lleguen a Panamá durante la semana del 22 al 27 de enero y se congreguen en las diferentes parroquias, iglesias y en la Cinta Costera, eje central de la JMJ 2019, tengan asegurado una buena estadía.

Hay que apoyar, es el lema que Don Roberto y Ricardo, nos dicen al referirse a la Jornada Mundial de la Juventud, una cita que solo se puede comparar con un evento como las olimpiadas, donde cientos de miles se congregan por una sola causa. Será la fe, el apoyo solidario y el esfuerzo humano, el que logre la meta de recaudo para que Panamá quede bien representado ante las demás naciones del mundo y la iglesia católica, quien apostó por esta pequeña franja de tierra que divide dos mares pero es lo suficientemente firme para unir el Continente Americano.

PORTADA  | ROBERTO ALFARO Y RICARDO ARANGO