Compartir
PORTADA  | GILBERTO SANTA ROSAPORTADA  | GILBERTO SANTA ROSAPORTADA  | GILBERTO SANTA ROSAPORTADA  | GILBERTO SANTA ROSAPORTADA  | GILBERTO SANTA ROSAPORTADA  | GILBERTO SANTA ROSA
GILBERTO SANTA ROSA
Rate this post

Las luces y  las  cámaras  están listas. Los minutos corren. De repente se aparece un hombre de mediana estatura, contextura delgada, con gafas delineadas y cómodamente vestido para el clima de este país y con una sonrisa que hizo desaparecer el cansancio de la larga espera.

Frente a mi está “El Caballero de la Salsa”, el mismo que recientemente fue galardonado en el Madison Square Garden, de Nueva York por  la organización Guiness World Records, como el artista tropical con la mayor cantidad de producciones discográficas número uno.

El sonero boricua es fácil describir a simple vista. Sencillo, carismático y  alegre, nos advierte que no le gustan las fotografías y distrae este comentario con una cálida sonrisa. Seguro es un recurso que usa a menudo y le funciona, pero esta vez no se escapará de las cámaras de Mundo Social.PORTADA  | GILBERTO SANTA ROSA

El ARTISTA

Gilberto Santa Rosa mantiene un estilo inconfundible en el género de la salsa, mismo que domina desde hace cuatro décadas. Sus letras y melodías han recorrido el mundo entero y donde llega conquista por su talento.

Para el cantante, el tiempo no pasa en vano y ha sacado ventaja de su carrera musical, la cual  incluye más de 20 producciones discográficas con éxitos en diferentes listas musicales y múltiples galardones por su trayectoria y trabajos discográficos.

 “Gilbertito”, como cariñosamente  le llamamos  los panameños y puertorriqueños, sigue en la cúspide del pentagrama musical, pero con los pies bien puestos en la tierra. Sabe que el éxito es efímero y si no se tiene disciplina, entusiasmo y el norte definido de adonde se quiere llegar,  los resultados serán desalentadores.

Puertorriqueño de nacimiento e hijo meritorio de muchas naciones que vitorean sus letras y  lo reclaman en el escenario para que los deleite con su atinada voz y mágica vena artística, desarrollada a los 12 años cuando decidió encaminar su vida a esta profesión.

Él dejó lo convencional a un lado. Armó su agrupación musical enfocada en el género tropical y con el paso de los años, enrumbó su destino hacia los escenarios, lugar donde se siente cómodo y en confianza.PORTADA  | GILBERTO SANTA ROSA

¿Qué piensa Gilberto cuando está en el escenario?

“Es un momento que disfruto al máximo, es el tiempo de entrega absoluta para todas esas personas, mis fans, que están disfrutando y viéndome hacer lo que me gusta. Me siento eternamente agradecido por seguir en el escenario”.

¿Se imagina cantando otro género musical?

“Como  carrera  no.  He realizado algunas colaboraciones donde aprendí  y me divertí bastante. Mi participación ha sido en géneros musicales como el reggaetón, tango, bolero, balada y música folclórica de algunos países.  Soy  salsero  y  tengo  algo  de cantante romántico y me gusta, pero hasta ahí”.PORTADA  | GILBERTO SANTA ROSA

¿Si no fuera salsero, profesionalmente cómo se visualiza?

“Sería un profesor a nivel universitario. Me gusta hablar con los jóvenes y si puedo aportar algo a su formación, eso me satisface. Nunca lo pensé ni me preparé para serlo, pero a veces me han invitado a charlas y me siento honrado”.

¿De qué les habla a esos jóvenes?

“Les cuento lo bueno que es estar del lado de los que sueñan, trabajan duro y de aquellos que en el camino reciben golpes y se levantan.  Los jóvenes deben estar claros que no todo es color de rosa como lo pintan, y que en el caso más común, lo que se planifica no resulta. Les hablo de eso, trato que entiendan y decidan correctamente su vocación y continúen el camino aunque sea duro, porque la vida misma es dura”.PORTADA  | GILBERTO SANTA ROSA

TRAYECTORIA DE ÉXITO

El sueño que Gilberto se propuso a los 12 años se hizo realidad, al pasar esta misma cantidad de tiempo. Con 24 años debutó como solista y director de orquesta, con el apoyo de la compañía Combo Records del maestro Rafael Ithier y el productor Ralph Cartagena.

Lo que pasó después es historia. Sus éxitos han recorrido el mundo entero  y derribado las barreras idiomáticas, consagrándolo como el artista del género tropical  con mayor  demanda en el mercado internacional.

Donde decide presentarse, los fans lo respaldan y es que las letras de este sonero boricua, siguen vigente a través de las décadas.

Canciones como “Que alguien me diga”, “Conciencia” y “Vivir sin ella”, todas letras del compositor panameño Omar Alfanno, ayudaron a que el puertorriqueño se destacara en escenarios internacionales.

Sus melodías siempre cargadas de romanticismo y  dedicadas a la mujer y  el amor entre las parejas, hacen de Gilberto el favorito de muchos.

¿Con cuál canción se identifica?

“Si tú supieras que mis canciones son esencialmente románticas y curiosamente las más populares son las más tristes, sin embargo hay otras muy bonitas que son, como le digo yo, las canciones felices y que quizás no tuvieron el impacto de las otras, pero canciones como “Almas gemelas” y  “Yo no te pido”, me gustan muchísimo”.

Y que hay de cierto en que usted canta lo que los hombres no se atreven a decirle a las mujeres, ¿es verdad?

“Totalmente, perdón  a los demás, pero sí. Creo que mi aportación  en la música ha sido dar voz  a los hombres, porque los latinos tenemos muchos problemas con expresar  nuestros sentimientos  y  a través de una canción es más fácil. Yo me dedique a cantar este tipo de canciones, pienso que va más allá del hecho que sea buena. Los latinos hablamos con música, sobre todo cuando “metemos la pata” con una mujer. Yo no le garantizo a ningún caballero que va a resolver el problema, pero le va ayudar en algo”.PORTADA  | GILBERTO SANTA ROSA

Lleva 40 años en la  escena  musical. Si tuviera que definir cada década con una palabra ¿cuál sería?

“Es una pregunta interesante y quiero decirte  que en esta cuarta década me siento en control, enfocado y mejor cantante…modestia aparte. Pero  te defino mis primeros 10 años  con la palabra búsqueda, después pasé por la identificación, ya para  la tercera década la realización se hizo presente y ahora con 40 años de profesión, la madurez es la definición más acertada”.

¿Y qué le falta por hacer a Gilberto Santa Rosa?

“Siempre he tenido un proyecto en mente  pero no puedo ser malagradecido, porque he realizado más de lo que soñé  y  soy  agradecido con  la carrera  y  mi  oficio. Si mañana no pasara nada más conmigo, sería el hombre feliz que soy ahora. He realizado más de lo que esperé alcanzar. Siempre digo que “se agradece lo que se tiene y se pone la cara para lo que viene”.

Es un salsero con experiencia, ¿cómo ha visto la evolución del género?

“La  salsa  es distinta a otros géneros, pero siempre ha sido la base de la música cubana con otros condimentos de países del Caribe y las diferentes tendencias musicales. Es un género muy  noble, eso  lo decía  el maestro Cheo Feliciano. Haciendo referencia a tu pregunta, la evolución se ha dado, pues algunos artistas coquetean con lo moderno y presentan propuestas interesantes. Lo mejor es que he visto como la juventud  sigue teniendo mucho interés por la salsa”.PORTADA  | GILBERTO SANTA ROSA

¿Cómo se ha incorporado a los nuevos géneros?

“He tenido la dicha de tener una carrera larga, con muchos aliados, de no darle la espalda a  lo que pasa  y  mantenerme en mi lugar  en cuanto al estilo musical que siempre me ha definido. Trato de hacer música amigable, en término que los  jóvenes  estén  cómodos y se identifiquen con mi trabajo, a pesar que no pertenecer a su generación. Nunca  rechazo ninguna oportunidad que me presenten, eso sí conservando mi línea musical”.

El “Caballero de la Salsa” no tiene planeado retirarse de los escenarios, aunque está convencido que cuando le falte el talento, será el momento de decir adiós con la frente en alto. “Estaré en tarima hasta que Dios decida, es él quien tiene control de mi carrera y no voy a empujar más allá  sino se puede, pues mi recurso es vocal  y a ello me debo”.

DATO

Nació el 21 agosto de 1962 en el pueblo de Santurce, Puerto Rico. Realizó estudios primarios en la Escuela Elemental Ángel Ramos, en el sector de Country Club de Carolina. Siendo adolescente ingresó a la Escuela Libre de Música de San Juan, con el ánimo de convertirse en músico.