Compartir
PORTADA  | EDUARDO NAVARROPORTADA  | EDUARDO NAVARROPORTADA  | EDUARDO NAVARROPORTADA  | EDUARDO NAVARROPORTADA  | EDUARDO NAVARROPORTADA  | EDUARDO NAVARRO
EDUARDO NAVARRO
Rate this post
EN CONSTANTE EXPEDICIÓN

En 41 años de trayectoria artística, ha pasado por varias etapas. Él se denomina autodidacta, y nos confiesa que no estudió arte, que toda su inspiración nace de la perseverancia y de la sed de aprender…y que aún no ha saciado.

Llegó puntual a nuestra cita. Lucía  elegante y casual,  saludó  con una sonrisa  y  nos abrió las puertas de su
“santuario” como él denomina este espacio: un lugar salpicado de color, y con piezas de arte en cada rincón.

PORTADA  | EDUARDO NAVARROEntre miles de cosas, que no solo incluye los materiales de pintar, sino también objetos de colección y esqueletos
de animales que ha ido encontrándose en lo que él define como las expediciones de su vida, nos fuimos ubicando. La voz de Mercedes Sosa  envolvió el estudio y nos contagió a todos. Minutos después tarareábamos las letras de Aerosmith. Con esa combinación de melodías, fuimos adentrándonos al mundo de Eduardo Navarro, quien en todo momento mostró su buen sentido del humor y la pasión por cada cosa que hace.

Sus obras no tienen límites ni indicaciones previas. Verlo esparcir pintura en toda dirección sobre el  lienzo y  su empeño de relacionarse más íntimamente con la obra creativa, manifiesta la energía que le caracteriza. Esa es su personalidad.

Está convencido que desde los tres años es un artista, porque se la pasaba dibujando  y pintando. Su abuelo fue un admirador de sus expresiones artísticas, pero fue años más tarde que la pasión por los lienzos se despertó ferozmente. “Siempre dibujé, no dejé de hacerlo. Pintaba, esqueletos, estructuras  óseas  humanas, ángeles de fuego y  fantasmas”,  afirma.

Estaba muy claro de que debía estudiar y prepararse en una carrera. Se graduó como Ingeniero Mecánico en Diseño de Máquinas de Worcester Polytechnic Institute y luego obtuvo una maestría en Administración de Empresas MBA de Tuck/Dartmouth. Pero su espíritu artístico persistió y tomó fuerza, así se sumergió en el óleo inicialmente.

DOMADOR DE ARTE

En el año 2001, enfrenta un gran reto, una petición de su gran amiga Gloria Chu, quien tiene una colección de sus obras en diferentes etapas. Ella le pidió que pintara el  cuadro de un caballo para el  restaurante que prontamente abriría.  A esta solicitud, él sorprendido respondió: “Yo no pinto caballos”; a lo que ella contestó: “el 2002 es el año de este animal y  en el horóscopo chino representa a la buena suerte”. Comencé a estudiar cada detalle del caballo, la estructura, la forma, la musculatura, sus movimientos, su historia y  logré asi captar  la mística del mismo y comenzar esta nueva etapa de mi carrera basada en este majestuoso y noble animal.

PINTOR REBELDE

Desde hace 14 años, los caballos son el tema de  sus obras.  Por años, su ropa de trabajo: un suéter, un pantalón y un par de Crocs, le han acompañado como eternos confidentes, en esos instantes de creación.

Las paredes  sostienen sus  lienzos,  donde cualquier textura pueda transformarse en un objeto de arte. Tela,  wallpaper  y plástico son los materiales,  donde  el artista suavemente desliza sus dedos para conectar con su esencia, tal y como se acaricia a un caballo. Con la mirada fija doma el pincel. Cuando la inspiración ha alcanzado su punto máximo, busca entre sus  cientos de latas de pintura, toma un par de brochas y comienza a esparcir con la misma fuerza con la que se  amansa a los animales salvajes.PORTADA  | EDUARDO NAVARRO

Actualmente su colección se nutre de tres temas: caballos salvajes y de mar y serpientes marinas, donde refleja el poder y la grandeza de cada uno.

“No hago bosquejo porque siento que la energía de la idea primaria la dejo en el lienzo, por eso trabajo directamente en la tela. Mi carrera de ingeniería complementó mi pasión, el arte siempre ha estado presente en mi vida”. Lo que pinta es el espíritu libre y la nobleza de los caballos salvajes, en el aire, despeinados, saltando, galopando en su hábitat salvaje.

Por invitación de Graham´s Fine Art Gallery  fue a exhibir toda su colección de equinos de gran formato (4mts) en Johannesburgo, Sudáfrica, la cual tuvo una gran aceptación y las mismas se quedaron en ese continente. Ha presentado sus obras en Japón, Alemania, Argentina, México, Taiw

Se identifica con el neo expresionismo, que se caracteriza por su agresividad, sus  pinceladas fuertes, sus descarnados temas, la forma en que estos son tratados y el uso de imágenes fácilmente reconocibles como el cuerpo humano, generalmente dibujadas de manera muy burda. Y con el action painting, con el que se intenta expresar mediante el color y la materia del cuadro, sensaciones tales como: el movimiento, la velocidad, la energía. “Mi estilo es un movimiento personal que no está definido, porque es mi sello”. 

RECONOCIMIENTO

án, España y Francia.

ARTISTA CONTINÚO

Desde 1975 comienza a pintar. Entre sus colecciones más destacadas están: Habitantes del vientre, Ángeles de fuego (Engel aus feuer), Voces, Los olvidados, Sentimientos en interacción,  Clásicos espirituales, En tiempo prestado, y  Los caballos, en la cual lleva más de 12 años.PORTADA  | EDUARDO NAVARRO

Sigue pintando, pero está enfocado en  realizar una colección de caballos combinando el cuerpo del animal con diferentes cabezas y colas, y fabricados en bronce. Este es un proceso interesante ya que se realiza con moldes hechos de arcilla, y luego cera, silicona y  yeso, mediante la técnica de  cera perdida. También entre sus planes está realizar la escultura más grande que se ha realizado en Panamá, de aproximadamente 15 metros de altura.  “Me siento muy bien y quiero alejarme de lo comercial. Me está interesando la  obra menos figurativa”, afirma Navarro.

VIDA EN EQUILIBRIO

El balance es lo más importante, distribuir el tiempo entre el trabajo, la familia y el arte es el mayor reto que enfrenta cada día. Comparte la vena artística con su hermano Camilo, mejor conocido como Cienfue, cantautor y guitarrista de música alternativa en español. Trata de que sus hijos lo acompañen a sus exposiciones porque le dan un gran apoyo moral, algunas veces el menor va a su “santuario” y pintan juntos. En su faceta laboral es socio en Editora del Caribe y es director en TRENCO/Grupo Tropigas de Panamá.

MULTIFACÉTICO

Hace 15 años comenzó a expandirse y a explorar el tema de las esculturas. Una de las primeras  que realizó es un esqueleto que está en el parque Omar. “Hace tres años hice mi primer bronce, un caballo que tuvo muy buena crítica. Luego continué perfeccionando mi trabajo y a los dos años hice el segundo, CENTAURI, un proyecto mucho más grande…de dos metros y medio,  colección  compuesta por nueve piezas, el cual me tomó 10 meses viajando a Colombia porque aquí no hay fundiciones de bronce. La exposición se realizó en la sede del UBS y la obra fue muy bien recibida en Panamá”.  Eduardo piensa que la transición de dos dimensiones a tres (pintura y escultura) es esencial para los artistas, porque ves todo desde otro ángulo y en ese intercambio de fases se aprende mucho.

PORTADA  | EDUARDO NAVARRO

ACTUALIDAD

Está explorando nuevos  espacios, preparando su tercera obra: el esqueleto de un caballo de mar en movimiento, “de un viaje llegué súper inspirado para  ponerle  alas”. En cuanto a pinturas explora nuevas texturas para plasmar sus obras y organizando una exposición para galería Habitante pronto y otra para el MAC a futuro.

MAYOR SATISFACCIÓN

Para él, la palabra éxito significa llenar sus propias expectativas y que le continúe satisfaciendo todo lo que hace con nuevas metas y mayores retos cada dia.  ¿Cómo lo logra?… sencillo, con inspiración, honestidad y pureza conceptual, perseverancia, constancia y  pasión. “Todos los días voy a mi “santuario”, y aunque esté cansado logro sacar ánimo para dedicarle un tiempo a mis obras, es como hacer ejercicio, si dejo de ir me atrofio”.

Y hablar de futuro con Eduardo, en cuanto a sus trabajos,  sí se puede, pero confiesa entre risas, que aún no sabe cuáles serán sus próximos proyectos, ni las nuevas obras que presentará, porque ellas surgen de pronto. “En este espacio trabajo solo, está lleno de mis tesoros. Objetos que  he ido recopilando durante toda mi vida. Tengo un ritual, cada vez que entro miro cada uno de ellos, los sacudo y después comienzo a pensar qué voy a hacer”.

BÚSQUEDA CONSTANTEPORTADA  | EDUARDO NAVARRO

“Esto me encanta, es una  aventura,  un camino que recorres sin saber con qué te encontrarás, sin planear nada”.  Para Navarro, el arte no se puede calificar, nadie puede juzgar el trabajo de otro, “Mientras para mí sea importante y yo le dé el valor que merece, esa obra es válida solo porque es mia . Eso nadie te lo puede quitar. Pueden decir que no me gusta, pero nunca que es mala o buena”.

Llegó la hora de despedirnos y aún no habíamos terminado de conocer todo su  universo. Nos fuimos con la emoción de haber compartido el tiempo y el espacio de quien sin quererlo ni imaginarlo se ha convertido en un referente del arte en Panamá.

Un pintor: Egon Schiele.

Un escultor: Giacometti.

Tiempo libre: esquiar, bucear, remar, velear en catamarán y windsurf, nadar y correr.

“Mi mayor logro ha sido balancear mis vida: trabajo, pintura y familia”.

5 CLAVES PARA EL  EXITO

1. Creer en Dios.

2. Ser honesto, positivo y sencillo.

3. Trabajar duro y con disciplina.

4. Cuidar y mantener a la familia y amistades cercanas.

5. Ayudar a los demás siempre que pueda.