Compartir
PORTADA  | CARLOS TROETSCHPORTADA  | CARLOS TROETSCHPORTADA  | CARLOS TROETSCHPORTADA  | CARLOS TROETSCHPORTADA  | CARLOS TROETSCHPORTADA  | CARLOS TROETSCH
CARLOS TROETSCH
5 (100%) 1 vote

Como ingeniero y banquero, Carlos Eduardo Troetsch Saval maneja montos y dimensiones. Pero ahí donde termina el dominio del hemisferio  izquierdo de su cerebro, comienza la parte creativa, aquella que le ha permitido disfrutar  del maravilloso mundo de la música a través del piano y la guitarra.

De hecho, al recibirnos en su hogar, fue precisamente un piano de cola, con más de 100 años de historia, el que destaca en medio de su sala. Allí entre risas y anécdotas se sentó el formal ingeniero industrial para mostrarnos su parte más relajada, esa que la desconecta del resto de sus ocupaciones.

Como banquero, tampoco desafina en su rol como presidente de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), para el periodo 2017-2018, cargo que ya ocupó exitosamente hace cuatro años.  Ha sido miembro fundador de MMG Bank & Trust Ltd (Bahamas) y MMG Bank Corporation, e integrante del equipo gerencial de Banistmo (adquirido en el 2006 por el grupo HSBC). Actualmente, se desempeña como socio director y  vicepresidente ejecutivo de MMG Bank, parte de la Unidad Financiera del  grupo Morgan & Morgan.

Además de ingeniero industrial, Troestch Saval cuenta con una maestría en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), lo que la he permitido incursionar con éxito en otras actividades como los bienes raíces , el sector agropecuario y la hotelería.PORTADA  | CARLOS TROETSCH

Perspectiva bancaria

Su currículo lo convierte en una voz autorizada al momento de repasar los sucesos que estremecieron el sistema financiero local, durante el 2016. “Nos tocó enfrentar vientos huracanados en proa, popa y ambos lados de nuestra gran nave que se llama Panamá”, sostuvo durante su discurso de toma de posesión como Presidente de la ABP.

La decisión adoptada por el sistema bancario, asegura, ha sido luchar   en una pelea que cataloga como desigual, en “el terreno que injustamente nos acusan, y no quedarnos a la distancia”.  Ante este complejo escenario, plantea que ‘‘ha llegado la hora de que sea Panamá quien exija transparencia y respeto a nuestros pares’’. “Debemos buscar las acciones que nos permitan responder de una vez por todas, y de forma contundente a aquellos que nos discriminan y también a aquellos que no respetan convenios y acuerdos”.

Se siente complacido  que el istmo haya encarado el reto planteado por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) actualizando su legislación, incorporando once proyectos de leyes y catorce regulaciones destinadas a reforzar ‘‘nuestro compromiso  contra la delincuencia organizada y el terrorismo en el sector financiero”, al tiempo que ‘‘establece mecanismos eficaces para incorporar al sector no financiero con estándares que superan la mayoría de los países del G20”.

Advierte que los bancos miembros de la ABP, organización que representa, mostrarán su firmeza frente a cualquier situación que pueda afectar la imagen de este sector y la conducta ética a la cual se  han comprometido.

“Buscaremos trabajar con las autoridades competentes para que se deslinde cualquier tema de corrupción, lavado de dinero, terrorismo y temas asociados”,  expresó.PORTADA  | CARLOS TROETSCH

 Retos

Consciente de este panorama financiero nacional e internacional, Troetsch asegura que el  desafío más importante es consolidar la hoja de ruta que tenemos como país, sobre todo en el tema de transparencia y lograr los acuerdos en los cuales Panamá se ha comprometido. “Tenemos el reto de mantener un centro bancario saludable y equilibrado”, expone.

Dentro de su visión optimista de lo que considera como un “Centro Bancario muy fortalecido”, el ingeniero reconoce un reto adicional en las nuevas regulaciones encaminadas a echar luz sobre manejos financieros que han sido catalogados como opacos. Uno de los aspectos importantes tiene que ver con los temas regulatorios, ya que los bancos en el mundo están sometidos a esto. “En Panamá tenemos un nivel de capitalización muy importante, pero hay temas que van a requerir que estemos preparados”, sugiere.

Para el banquero, lo más importante es tratar de conseguir un balance que le permita afrontar exitosamente los cuestionamientos originados en el exterior, al  tiempo que consolide el crecimiento evidenciado por las cifras:  “Somos más de 26, 000 trabajadores unidos en 92 bancos, que manejamos activos por 120 billones de dólares; depósitos por $84 billones y  préstamos por 76 billones de dólares, de los cuales $48 billones son colocados en Panamá”.

Prevé que en la próxima década, nuevos e importantes actores se estarán integrando al sistema bancario panameño, atraídos por el Canal y su hub logístico.  A pesar del complejo panorama que enfrenta la economía,    donde diferentes fuerzas externas están presentando algunas amenazas, Troetsch reitera su confianza en una industria que actualmente cuenta con 575 sucursales, 131 agencias y 1974 cajeros automáticos.

Entre los puntos a destacar por el banquero están:  el crecimiento a un ritmo muy saludable del sector financiero, una banca que abarca  a gran parte de las necesidades crediticias, una industria con “capacidad de respuesta a los diferentes agentes económicos”, y un recurso humano conformado por experimentados banqueros,  que han tenido la oportunidad de foguearse en múltiples crisis.

Adicionalmente, el ingeniero destaca lo que percibe como un fenómeno irrepetible en los países vecinos: préstamos activos con una tasa promedio menor del 5%, con plazos de treinta años en el caso de las hipotecas.

Con el objetivo de  potenciar y sacarle réditos a estas oportunidades de crecimiento, el gremio apuesta por la educación con la apertura de una Universidad Bancaria de Panamá, iniciativa que será una realidad este año, con el apoyo de la ABP.PORTADA  | CARLOS TROETSCH

Apego al hogar

Hace 27 años,  Carlos Troetsch, recién graduado de ingeniero industrial, dio lo que considera el paso más importante en su vida,  se casó con Marilyn. Dos jóvenes chiricanos con muchos sueños por delante, decidieron forjarse un futuro juntos. El camino no ha sido fácil, pero con amor, comprensión y apoyo mutuo, tienen hoy una hermosa familia, con cuatro hijas en edades entre 25 a 15 años.

Al ver esta pareja, nos damos cuenta que la complicidad es la clave. Marilyn es su soporte,  el pilar del hogar y la que lo anima en cada paso que da.  La reminiscencia de un pasado compartido, de una vida en común, despierta profundas reflexiones en el banquero.   “El éxito profesional va ligado de la parte personal, de esa paz y la fortaleza que te brinda tu hogar… La fuerza que puede tener cualquier persona tiene que ver con la paz y la capacidad de poder conectar el aspecto familiar”.

Para Troetsch Saval, todo se reduce a compartir con los seres amados, reforzando valores y principios para hacerle frente a los desafíos, balanceando la vida familiar con los requerimientos y exigencias propios de la profesión.  Considera que la familia es su principal socio, con ellos puede contar para sacar adelante su apretada agenda de trabajo y consagrarse a sus múltiples intereses. “Tengo la dicha de nacer en una familia donde somos muy unidos. Mi madre Lupita Saval de Troetsch, quien nos enseñó el amor a la familia y mi hermano es mi mano derecha y socio en todos estos temas”.

Gracias a esta unidad ha podido desempeñar con éxito otras facetas de su vida empresarial como el desarrollo de la finca de su abuelo, donde  construyeron hoy día el hotel Hacienda Los Molinos, ubicado en las afueras de la ciudad de Boquete. Además continúa con los proyectos  agropecuarios tradicionales de su familia, no solo por el interés económico que esto representa, sino viéndolo como la oportunidad de volver a sus raíces.

Al final, evalúa, el secreto no está en invertir horas y horas en una faena determinada, sino en dedicarle tiempo de calidad a cada uno de sus intereses. “Trato de darle el tiempo que requiere cada una de mis responsabilidades, sobre todo en el banco y la ABP, pero lo hacemos con un sentido de devolver las cosas que Dios te ha dado. Es un tema de enfocarse y rodearse de las personas correctas que te ayudan con el trabajo en equipo”.PORTADA  | CARLOS TROETSCH

CONEXIÓN MUSICAL

A Troetsch Saval el sonido de una guitarra lo remonta a la infancia, a los conciertos a los que asistía con su  padre, Dr. Carlos Troetsch Gómez, galeno de profesión, músico por convicción. Gracias a él creció amando la música.

  Posteriormente, siguiendo este llamado genético, ingresó  a la banda del colegio. “Hoy pertenezco a un grupo que se llama Egresos. Con ellos hemos alcanzado logros musicales y eso me ha permitido seguir conociendo gente maravillosa alrededor de la música”.

En el pentagrama encuentra la calidez y fascinación, ausente en los libros de contabilidad y registros bancarios. En definitiva, un complemento que le permite desconectarse de aquellos aspectos que le restan levedad a la existencia.PORTADA  | CARLOS TROETSCH