Compartir
PET'S LIFE  | Las lecciones de RisasPET'S LIFE  | Las lecciones de RisasPET'S LIFE  | Las lecciones de RisasPET'S LIFE  | Las lecciones de RisasPET'S LIFE  | Las lecciones de RisasPET'S LIFE  | Las lecciones de Risas
Las lecciones de Risas
Rate this post

CORTO, SENCILLO Y ORIGINAL
El nombre de Risas nace de una conducta muy particular del perro cuando llegaba y lo empujaban para que se fuera, él se quedaba como frizz, ese gesto que hacía para conmover. Su rostro mostraba felicidad para que lo acariciaran o le dieran algo. Esa conducta causaba muchas risas entra la gente que lo veía.

PET'S LIFE  | Las lecciones de Risas

En está ocasión nuestro punto de encuentro no era una casa, sino el lugar de trabajo de ambos personajes. Y es que este par, no solo comparten una gran amistad, sino que también cumplen con responsabilidades dentro de CAYCAT, Juan Carlos como su propietario y Risas cumple su rol de cara de la empresa en temas de Responsabilidad Social Empresarial.

Juntos han logrado una fórmula de éxito. Este dueto se conoció en un momento en que ambos requerían un cambio en sus vidas. Para Juan Carlos, este noble animal le ha dado las más importantes lecciones y le ha llenado de alegría su vida. Risas y su dueño se conocieron hace un poco más de 3 años, en una campaña de esterilización en San Miguelito de la Fundación Spay/Panamá, ese día el destino les dio un nuevo giro.

PET'S LIFE  | Las lecciones de Risas

TRES APRENDIZAJES BÁSICOS
El perro callejero busca la forma de sobrevivir, menos rendirse. Esta fue la lección número 1 que Risas le dio a su amo. “El perro de la calle no necesita del ser humano, la gente piensa que hay que rescatarlo, pero él sobrevive perfectamente.

¿Cuándo tiene problemas? Cuando un humano aparece y dice: vino un perro y me rompió la basura ahora le voy a poner 5 candados a la basura y le empieza a poner la cosa más dura.
Así le van pasando hechos. Si no te gustan los animales, ignóralos, no lo maltrates, el perro está viendo cómo sobrevive. Ellos siguen y siguen, no se echan”, expresa el empresario.

Todo este entorno lo fue viendo Juan Carlos, concluyendo que la mentalidad del perro es alegre y positiva, siempre sigue hacia adelante y sabe superar obstáculos, lección número 2. “Esa mente positiva de ese perro y que siempre ha tratado de superarse, es lo que a mí me asombra. Todos podemos cambiar, solo tenemos que meternos un nuevo chip”. Y es que hace dos años, él había bajado la revolución en su trabajo, incluso pensó en retirarse, sin embargo, Risas le dio esa inspiración de seguir adelante. “A veces tenemos todo enfrente y no lo valoramos.

Tenía el mejor perro de Panamá y no me había dado cuenta. Un día llegué y decidí que todo iba a cambiar. Le hice un video a Risas en un montacargas y me hizo feliz y se hizo viral. A la gente le gusta reírse, hablarle chiquito al perro, besarlo. Y así fue como Juan Carlos retomó las riendas de su vida y su negocio. Risas empezó una rutina de aprendizaje, y actualmente es el mejor relacionista público de CAYCAT.

Este dúo se lleva muy bien, y si existe una palabra que los define esa es: original. Lección número 3. Nuestro entrevistado nos expresó lo importante que es para él que las personas sean auténticas, no cree en la falsedad.

“En la vida todos tenemos sueños, pero a veces vivimos engañados, a mí me pasó por muchos años, me fijaba en estereotipos. Hoy día no, me gusta sentarme con la gente, ver lo que tienen adentro, pero tuve que romper ese paradigma y hacerlo con mi perro. Hay que ser uno mismo, como es Risas, que antes nadie lo quería y ahora la gente lo acepta tal y como es”