Compartir
MUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGOMUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGOMUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGOMUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGOMUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGOMUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGO
ANA KARINA ÁBREGO
5 (100%) 1 vote

Trabajando en un restaurante alguien descubrió su potencial. Esa primera invitación  fue la chispa que generó todo lo que esta modelo y presentadora es hoy. Una mujer que asume los retos con valentía y constancia, confiando siempre en ella misma.

 Espontánea, de impactante belleza y descomplicada. Ana Karina Ábrego es del tipo de personas cuya presencia se nota apenas ponen un pie dentro de un lugar, pero más allá de su físico tiene mucho que ver con su carisma.

Aunque su historia en el mundo de la farándula local comenzó con una grata casualidad, ella, gracias a su esfuerzo propio, hizo todo lo que estaba en sus manos para que el éxito se acrisolara. Actualmente es una de las imágenes de Mall Tv, tiene el programa Cuéntamelo con Telemetro Radio y hace poco comenzó con su empresa de modelaje K Marketing.

Esos roles dan una idea de cómo es su día a día. Su faena empieza desde muy temprano atendiendo a su mayor responsabilidad, su hija Kianna Oglivie, quien tiene 6 años de ser el motor de sus sueños.

Una vez su pequeña se va a la escuela, se activan el resto de las alertas. Va al gimnasio (en la medida de lo posible), luego a la universidad y continúa con el resto de sus compromisos, que van desde el programa radial hasta reuniones o solicitudes de sus clientes. Cada tarde vuelve a casa a preparar los alimentos de Kianna y muchas veces, por las noches, la jornada continúa.MUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGO

 CON LA MIRA EN LA META

Cuando habla de sí, aunque diga maravillas, lo hace con  mucha sinceridad y sin pretensiones, siempre dejando claro, en cada palabra, que su mayor preocupación es su hija. Expresa que se siente plena, actitud que transmite a sus oyentes cada tarde en el programa radial.

Esa naturalidad para expresarse al público es una de las ganancias que le dejó los concursos de belleza. Recuerda que antes no era capaz de decir una poesía frente a sus compañeros de escuela. Pero cuando llegó al modelaje y luego a las competencias, tuvo que dominar sus miedos, creer en ella misma. Fue reina del Carnaval Capitalino en el 2005, Miss Hawaiian Tropic en el 2006 y también participó en el Señorita Panamá.MUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGO

De hecho, esa faceta, solo fue una catapulta para su imagen. Antes de que la propietaria de una agencia de modelos la invitara a hacer un casting, ella era una jovencita que trabajaba en un restaurante. Tras la nueva experiencia pudo definir mejor el camino a tomar, y cada uno de esos pasos nutrió lo que ella es hoy.

Ana Karina ha seguido con sus estudios. Entiende muy bien la importancia de la formación profesional, ya que esto, aliado a la disciplina, es una clave de éxito. Sigue siendo una figura con mucha exposición mediática, lo que ha sido una palanca para desarrollar sus emprendimientos, mas entiende que ser conocida no lo es todo. Se enfoca en brindar servicios de calidad, con el objetivo que cada vez tome más fuerza su compañía, que es su meta actual.MUJER DE HOY  | ANA KARINA ÁBREGO

 EN CUERPO Y ALMA

Siendo una mujer muy activa, le llegó la hora de ser madre. Esto no representó ningún drama, asevera. Ya que sabe separar la vida familiar de la laboral y no tuvo ningún problema con dedicarse completamente a la nueva criatura en los primeros meses de vida. Aunque solo tiene una hija, confiesa que le encantaría tener más. Se imagina una mesa llena de niños, en la que reine la diversión.

Se le ve radiante siempre, y se podría decir que debe ser esclava de los rituales de belleza. Mas, no es así. Se declara una mujer descomplicada,  que ama las veces que puede salir sin maquillaje a la calle. Hasta le encanta vestirse relajada. En lo que sí es muy cuidadosa en con su alimentación, porque ha comprendido que todo lo que come se refleja en el cuerpo. Confiesa que no es muy deportista, pero sí le encanta bailar, su lugar favorito es Playa Venao y su fortaleza en los momentos difíciles la encuentra en la fe.