En tan solo cuestión de meses este “Battle Royale” ha conseguido contar con más de 125 millones de jugadores, entre los que se incluyen celebridades como el futbolista Antoine Griezmann, el cantante y compositor Prince Royce, o “El Rubius”.

Nota: Fortnite: Battle Royale. Un nombre que se escucha y se lee cada vez más, ya no solo en los círculos “gamers”, sino en medios de comunicación, redes sociales, y conversaciones del día a día. Y es que el videojuego desarrollado por Epic Games y People Can Fly, ha visto subir su éxito como la espuma.

En menos de un año, cuenta con más de 125 millones de usuarios, según Epic Games, además, se ha posicionado como el líder en visualizaciones de Twitch (una plataforma para visualizar “eSports” y videojuegos en directo). Incluso ha roto el récord de ingresos mensuales en un juego al superar los 318 millones de dólares durante el mes de mayo, según SuperData Research.

 

Pero, ¿de qué va todo esto del Fortnite? ¿Por qué tanta locura? ¿Cómo ha logrado desbancar al mítico “League of Legends” del podio del “streaming” y batir estos récords económicos?.

 No hay que olvidar que, ya no solo profesionales de los “eSports” como Tyler Blevinsz (conocido como “Ninja”), sino personalidades como el futbolista  Antoine Griezmann, el cantante Prince Royce, o el Youtuber “El Rubius” están enganchados al que parece que, sin duda, va a ser el juego del año.

ESPECIALES  | El fenómeno Fortnite: el juego del año

EL JUEGO: SER EL ÚLTIMO EN PIE

Fortnite empezó siendo juego “survival” (género basado en la supervivencia), ambientado en un futuro donde el 98 % de la población humana ha desaparecido, y el jugador, de forma cooperativa, debe proteger una base contra unos humanoides similares a los zombies (llamados husks). Este modo de juego recibe el nombre de “Save the World” (Salvar el Mundo).

Sin embargo, el éxito de “PlayerUnknown’s Battlegrounds”, conocido como “PUBG”, un “shooter” (juego de disparos) al estilo “Battle Royale”, hizo que Epic Games se planteara sacar un modo de juego similar para Fortnite.

El género Battle Royale está basado en combates masivos entre un montón de jugadores, ya sea por equipos o en solitario, que deben ir eliminándose unos a otros hasta que solo quede un jugador o equipo en pie.

Así nació Fortnite: Battle Royale que, al final, no fue un modo de juego del título original, sino un juego independiente. Además, tiene características propias como la capacidad de ir construyendo y destruyendo estructuras en el escenario, gracias a los recursos que se obtengan por el entorno, y de aprovecharlas en el combate.

El videojuego vio la luz en septiembre de 2017 para  Xbox One, Play Station 4 y Ordenadores tanto Windos como macOs. Posteriormente, llegó a iOS en abril y a Nintendo Switch en junio de este año, y Epic Games ha anunciado que llegará a Android durante el verano.

Un mes después de su lanzamiento, Epic Games anunció que Fortnite: Battle Royale contaba ya con 10 millones de jugadores. En noviembre de 2017, la cifra subió a 20 millones. En diciembre, a 30 millones. En el último anunció de la compañía, en junio de 2018, el juego cuenta con 125 millones.

Al final, el juego no solo ha superado a su predecesor, o al propio “PUBG” (cuyas ventas, según SuperData, siguen descendiendo en PC pese a mantenerse en Xbox One), sino que ha logrado tanta popularidad que se le conoce a secas tanto por el nombre de “Fortnite”, como por el título “Battle Royale”. Algo que se demuestra con los números, que hablan por sí solos.

Los creadores de “PUBG”, de hecho, denunciaron por plagio a los de Fortnite: Battle Royale en enero de este año, aunque la noticia no saltó a los medios hasta mayo. Sin embargo, Bloomberg anunció recientemente que la demanda había sido retirada, aunque se desconocen las razones.

ESPECIALES  | El fenómeno Fortnite: el juego del año

FAMOSOS CONVERTIDOS EN GAMER”.

Según los datos de SuperData Research, estamos ante el mayor juego “free-to-play” (gratuito para jugar, aunque cuente con micropagos o transacciones para adquirir extras) líder en consolas de toda la historia. Además, está en el top 5 de juegos de ordenador.

Pero si por algo Fortnite: Battle Royale está resonando tanto, no es solo por su rápido ascenso al podio de los videojuegos, su apabullante crecimiento en número de jugadores o sus récords de cifras económicas… Sino porque la fama llama a la fama.

Y Fortnite ha trascendido al sector “gaming”, y alcanzado la cultura pop al contar con celebridades apoyando al videojuego. En su momento, el rapero canadiense Aubrey Drake Graham (conocido como Drake), ayudó a “Ninja” a batir un récord de audiencia, cuando retransmitieron por Twitch una partida que atrajo a 600.000 espectadores.

No es el único famoso que ha demostrado públicamente que juega a Fortnitet. El futbolista francés del Atlético de Madrid, Antoine Griezmann, ha celebrado ya más de una vez sus goles ejecutando un baile del juego, conocido como “Take the L”. La última de ellas, durante este mundial de fútbol en Rusia, durante el partido de Francia contra Argentina.

En su momento, “El Rubius” ya organizó dos torneos destinados a otros Youtubers y creadores de contenidos. Uno, a través de internet, y otro durante la Gamergy. Después, en el E3 2018, de junio, denominada “Electronic Entertainment Expo”, que se considera la convención de videojuegos anual más importante de la industria,  donde tuvo lugar un torneo en el que participaron celebridades de todos los ámbitos, en equipos de dos.

En este evento no solo participó “Ninja”, sino otros jugadores de “eSports” importantes como Ali “Myth” Kabbanim o jugadores de la NBA como Reggie Jackson y Paul Jones. También cantantes como Madilyn Bailey o Prince Royce, y Youtubers como el propio “Rubius” o “WillyRex”, entre otras muchas celebridades.

El evento, que fue seguido por un millón y medio de espectadores en Twitch, tuvo a “Ninja” y “Marshmello” (DJ, cantante y productor musical) como pareja ganadora, por lo que se embolsaron un millón de dólares como premio.

Después de conocer un poco más sobre el juego del momento, ¿se animan a unirse a la batalla por ser el último que quede en pie? Al fin y al cabo, con menos de un año a sus espaldas, esto de “Fortnite: Battle Royale» no parece haber hecho más que empezar.