Fitch Ratings mantuvo la calificación de grado de inversión a Panamá en ‘BBB’+ con una perspectiva “Estable”, respaldadas por un “desempeño macroeconómico sólido y sostenible, que ha impulsado un aumento continuo en el ingreso per cápita, reflejo de sus políticas públicas, una ubicación estratégica y un activo como el Canal de Panamá, que sustentan una alta tasa de inversión”.

Un comunicado del Ministerio de Economía y Finanzas señala que en su informe, Fitch pronostica “que el crecimiento del PIB será de 5,8% en 2019 y 5,5% en 2020, por encima de países con una calificación similar”.

La calificadora considera que la mina de cobre Minera Panamá, programada para iniciar operaciones en febrero, será un factor clave en la recuperación económica de este año, junto a proyectos de infraestructura como la línea 3 del Metro y el cuarto puente sobre el Canal.

Con relación a la desaceleración del crecimiento a 4% en 2018, Fitch sostiene que ese año refleja un debilitamiento del sector construcción, debido a la huelga sostenida durante un mes, “aunque este sector también parece estar experimentando una moderación en medio de la sobre oferta en algunos sectores.

Esta desaceleración fue mitigada, en parte, por una recuperación de la actividad de reexportación en la Zona Libre de Colón y el rendimiento del tránsito en el recientemente ampliado Canal de Panamá”.

El déficit del SPNF de Panamá fue de 2,0% del PIB en 2018, en línea con el límite de déficit modificado. El rendimiento fiscal se había deteriorado a principios de año debido a un bajo desempeño de los ingresos, pero esta tendencia revirtió a finales del año gracias a la recaudación tributaria producto de la moratoria del impuesto de inmueble.

Fitch espera que el déficit del SPNF se mantenga en el 2% del PIB en 2019 y vaya gradualmente en línea con los nuevos porcentajes de déficit fiscal.