El nuevo producto de Varela Hermanos marca un antes y un después en la historia de los rones. El Two Oaks,  nacido de un fascinante proceso, fortalece su posición en  la industria licorera. Innovar es el sello característico de esta empresa, desde 1908.

El lanzamiento del Ron Abuelo Two Oaks marca otro hito en la historia de éxito de Varela Hermanos, que comenzó a escribirse hace 111 años en Pesé, Herrera.

Luis José Varela Jr., CEO de la empresa, nos habla de la fascinante aventura que supuso la creación de este nuevo producto y las proyecciones de una de las compañías panameñas con mayor trayectoria y tradición.

EMBAJADORES DE PANAMÁ
Varela Hermanos produce uno de los destilados más premiados del mundo, el Ron Abuelo.

Cada botella contiene, no solo un ron de excepcional calidad, sino también una mezcla de tradición e innovación y mucho del espíritu pionero de la firma.

El CEO de Varela Hermanos lo resume de esta forma: «el éxito que hemos tenido con Ron Abuelo se asienta principalmente en la larga tradición de nuestra familia como productores de licores de excelente calidad; en el trabajo de arte y ciencia que hacemos en esa tierra tan especial que es Pesé, y en el compromiso con representar bien a Panamá en donde sea que hagamos negocios».

Su más reciente creación es el Ron Abuelo Two Oaks, de 12 años y que se distingue «por un enigmático carácter ahumado y una extraordinaria elegancia y suavidad».

Para lograrlo, recibe un tratamiento único: «Two Oaks significa dos robles, y decidimos bautizarlo así para que su mismo nombre dijera mucho de su carácter y personalidad.

Su añejamiento lo realizamos en dos tipos de robles, primeramente en barriles selectos ex-bourbon, y su acabado final es en roble virgen americano extra carbonizado, en barriles producidos de forma especial para nosotros por una tonelería francesa, la más reconocida de la industria».

El lanzamiento de este ron generó una expectación sin precedentes en Europa; espera que se vio premiada con un ron de excelente calidad, cuya demanda ha ido en aumento en esta región.

«Estamos muy contentos con la recepción que ha tenido Two Oaks en todos los mercados en donde está disponible, sobre todo en Europa, que sin duda alguna es uno de los mercados que más aprecia los licores de extraordinaria calidad en general», afirma.

Este producto ha sido presentado formalmente en París, Berlín y Roma, donde la recepción, asegura, ha sido impresionante.

«Me halaga muchísimo el reconocimiento de colegas roneros, pues sentimos un gran orgullo de que con productos como Two Oaks estemos elevando al ron como categoría en todo el mundo.», asegura con entusiasmo.

CONTADORES DE HISTORIAS
Varela Hermanos es líder en la industria licorera; con un cúmulo de marcas de fortalecidas y de alta recordación y un legado construido con fuerte apego a la tradición y compromiso por mantener vivo el legado de quien lo fundó.

«Como empresa familiar, somos muy respetuosos de nuestras tradiciones, sentimos mucho orgullo del trabajo y la pasión que le dedicaron a la empresa todos los que nos antecedieron. Encontramos mucha inspiración en el espíritu visionario del fundador, mi abuelo José Varela Blanco».

Esto, asegura, los lleva a mantener vivo y como pilar corporativo el carácter emprendedor de Don José. Sobre el futuro del célebre ron, y de la marca, asegura: «Abuelo es una marca que quiere seguir expresándose de formas distintas. Hemos vivido y disfrutado la intensa interacción entre el ron y la madera, y eso nos inspiró a desarrollar nuestro Finish Collection (Napoleón, Oloroso y Tawny), que nos dio mucho reconocimiento como pioneros en la industria; pero la creación de Two Oaks fue una aventura legendaria, que nos permitió meternos como nunca en ese fascinante mundo de la madera; una aventura quizás tan legendaria que le tocará a la próxima expresión de Abuelo seguir contando la historia…».

ESPECIALES  | Especial Empresas 100% Panameñas: Varela Hermanos

El Ron Abuelo Two Oaks nace de un excepcional proceso.

DATOS

La historia de Varela Hermanos inicia en 1908 cuando Don José Varela Blanco funda el Ingenio San Isidro, en Pesé. Hoy esta empresa panameña produce 20 millones de botellas al año y posee 19 bodegas de añejamiento en las que reposan 100,000 barriles; una de las reservas más gandes del mundo.