Investigadores norteamericanos han creado el primer escáner médico del mundo que puede capturar una imagen tridimensional de todo el cuerpo humano a la vez. 

Escanea hasta 40 veces más rápido que las tomografías actuales y produce una exploración de diagnóstico de todo el cuerpo en tan solo 20-30 segundos, con una dosis de radiación hasta 40

Explorer ha sido el nombre que le han puesto a este descubrimiento, creado por Simon Cherry y Ramsey Badawi, miembros de la Universidad de California, en colaboración con la empresa United Imaging Healthcare (UIH), que desarrollaron el sistema basándose en sus últimas plataformas tecnológicas.

El escáner es mucho más rápido que los que se utilizan en la actualidad, pues en tan solo 15 segundos puede obtener una imagen entera del organismo, y tarda entre 20 y 30 segundos en generar una exploración completa mucho más detallada que las convencionales, lo que reduce el tiempo dentro de la máquina, los retrasos que sufren los pacientes y las listas de espera.

Es la primera vez que un escáner de imágenes puede evaluar lo que está sucediendo en todos los órganos y tejidos del cuerpo simultáneamente: por ejemplo, podría medir cuantitativamente el flujo sanguíneo o cómo el cuerpo absorbe la glucosa en todo el cuerpo. 

Los investigadores prevén utilizar este escáner para estudiar el cáncer que se ha diseminado más allá de un solo tumor, o de una inflamación, infección, trastorno inmunológico o metabólicos, así como de muchas otras enfermedades. 

El sistema abre nuevas vías de investigación médica y permite la realización de muchos estudios repetidos en un individuo, o reducir drásticamente la dosis en estudios pediátricos, en los que el control acumulativo de la dosis de radiación es particularmente importante, señalan los creadores de este sistema. 

Los desarrolladores esperan que esta tecnología tenga innumerables aplicaciones, desde la mejora de los diagnósticos hasta el seguimiento de la progresión de la enfermedad y la investigación de nuevas terapias con medicamentos.