EL MUNDO NO VOLVERÁ A SER COMO ANTES, POR LO QUE MUCHAS EMPRESAS E INSTITUCIONES DEBERÁN RENOVARSE Y, EN CONSECUENCIA, NOSOTROS MISMOS. ESTO IMPLICA DEJAR DE ECHAR CULPAS, HUIR DEL VICTIMISMO Y PONER MANOS A LA OBRA.

El planeta es diferente a hace tan solo 100 días. El COVID-19 ha marcado nuestra historia con un A. C. (‘antes del COVID’) y un D. C. (‘después del COVID’). Todo ha cambiado y debemos prepararnos para la nueva normalidad, porque se avecinan transformaciones monumentales en nuestra vida que nos pondrán a prueba otra vez.

Hay dos caminos: engañarnos pretendiendo que esto solo es una pausa y sentarnos de manera conformista a esperar que vuelva la normalidad o aprovechar la pausa para reinventarnos, generar metas, armar proyectos y producir resultados. El conformismo es enemigo de la felicidad, nos hace ir viviendo la vida sin pasión y de forma automática.

Puede resultar atemorizante o excitante, lo cierto es que el proceso de reinventarse abre la puerta a una enorme posibilidad de crear algo nuevo a partir de aquello con lo que contamos.

¿Qué significa reinventarse? Crear de cero un nuevo yo o descubrir facetas de nuestra vida que creíamos olvidadas. Se relaciona con olvidarnos de lo que hemos venido haciendo y pensar fuera de la caja para ajustar ciertas cosas que ya no funcionan hacia mecánicas o planes que podrían funcionar.

Hacerlo supone mucho más que un cambio de planes o estrategias, requiere fe, liderazgo y determinación. En pocas palabras, la verdadera reinvención no consiste en cambiar las aptitudes (disposición), sino en modificar las conductas (actuación).

¿Qué se necesita para reinventarse? Lo principal es cambiar el concepto. La propia palabra «reinvención» significa cambio, y tiene relación con el autoconcepto que tenemos de nosotros mismos. Si continúo pensando de mí que soy «lo de siempre», será complicado cambiar mi vida personal o profesional.

Cambiar el autoconcepto significa convertirse en una versión mejor de nosotros mismos, abrirnos a nuevas ideas. En lugar de etiquetarnos «Siempre he sido así o asá», démonos la oportunidad de mejorar este autoconcepto. Esa sería la condición imprescindible.

Salir del camino al que estamos acostumbrados genera miedo e incertidumbre. Son reacciones normales que parecen indicarnos que no lo hagamos, porque nos vamos a equivocar. Solemos malinterpretar ese miedo como pronóstico de fracaso.

Sin embargo, esa emoción es una señal de alarma que trata de decirnos que, ante la amenaza, debemos generar nuevas herramientas y límites de seguridad y control. No anticipamos una catástrofe, sino un indicador para conseguir mejores herramientas.

El proceso de reinvención suele ser uno de los más complejos para las personas, puesto que consiste en soltar viejos patrones e integrar los nuevos. En momentos de complejidad extrema, nace la capacidad de crear.

QUÉ HACER:

1. Deja volar tu creatividad y pregúntate qué es lo que más te gusta hacer. Fíjate un objetivo concreto y realizable, y comprométete con él.

2. Plantéate metas a corto, mediano y largo plazo.

3. Define las acciones que debes ejecutar para alcanzar esas metas.

4. Pon una fecha de inicio y cíñete al plan.

5- Vence el miedo, el pesimismo y destierra los pensamientos negativos.

6- Haz un inventario de los recursos económicos, humanos, conocimientos o habilidades que necesites para reinventarte. Algunas cualidades necesarias son: disciplina, consistencia, persistencia, compromiso, responsabilidad, organización, tolerancia y determinación.

7- Sal de tu zona de confort. Identifica qué creencias están limitando la posibilidad de reinventarte y qué valores la están sosteniendo.

8- Ora y pide a Dios guía y sabiduría para lograr tu proyecto, de modo que, si alguno está en Cristo, es una criatura nueva: «las cosas viejas pasaron; todas son hechas nuevas», dice la Biblia.

Según Confucio: «Todos tenemos dos vidas, y la segunda empieza el día que te das cuenta de que solo tienes una». Así que solo está en ti la decisión de romper ese ciclo de bloqueo conformista y dar el paso definitivo, reinventándote para hacer algo grande que suponga un antes y un después en tu vida.


AZAEL PITTÍ

PRESIDENTE DE AZAEL PITTI TRAINING CONSULTOR Y CONFERENCISTA

az@recursoshumanosapt.com @azaelpitti_training