Suele suceder que cuando te inscribes para correr un maratón, te preocupas demasiado por estar en buena condición física, y olvidas que lo que comes también juega un papel importante en dicha preparación. Al hacer ejercicios los músculos deben contar con los nutrientes necesarios para rendir al máximo y por ello es importante una alimentación balanceada y adecuada; antes, durante y después de los entrenamientos. 

Si el maratón es durante la mañana, puedes desayunar:

  • Pancakes o wafles con miel, mermelada o sirope de maple.
  • Cereales (hojuelas de maíz, trigo, avena, con pasas o banano).
  • Frutas.
  • Galletas o tostadas combinadas con jamón de pavo.

Si es en la tarde, puedes comer:

  • Proteínas bajas en grasa.
  • Carbohidratos como pasta, arroz, papa y pan.
  • Frutas y vegetales.
  • No debe tomar sodas,
  • La comida no puede estar muy condimentada ni con aderezos.