Denis Guerra Rodríguez y Sheila Lorena Hernández Arrocha unieron sus vidas en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, rodeados del amor de sus padres, familiares y amigos en una ceremonia en la cual se prometieron amor eterno.