EL AUMENTO DEL EMPRENDIMIENTO SEGUIRÁ PARA EL PRÓXIMO AÑO, POR LO QUE LA CAPACIDAD PARA ADAPTARSE E INNOVAR SERÁ VITAL. EL EMPLEO FORMAL, PROTEGIDO CON LA LEY 157 POR LA PANDEMIA DEL COVID-19, PERCIBIRÁ UNA BAJA.

Panamá ha sido una de las economías de más altos niveles de crecimiento en toda la región, con un promedio anual de 4.6% en los últimos cinco años. Se ha estimado que el crecimiento para 2020 se contraiga significativamente, debido a la pandemia del COVID-19, con afectación en las principales áreas laborales, como servicios y construcción, explica Doris Zapata Acevedo, Ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL).

Aunque casi todos los sectores económicos han sido afectados, se proyectan contribuciones positivas “al crecimiento por parte de la inversión pública, en proyectos que se traducen en puestos de trabajo mediante la modalidad de las alianzas público privado”.

PROTECCIÓN AL TRABAJADOR

La Ministra explicó que entre las facilidades que se le han brindado al trabajador de las micro, pequeñas y medianas empresas y emprendedores, que constituyen alrededor del 90% de las empresas del país y generan más del 70% de los empleos a nivel nacional, se tienen algunos programas, como: Banca de Oportunidades, dirigido a micro emprendedores nuevos, o que se reinventen. Para las micro, pequeña y medianas empresas, se destinó un fondo de $150 millones para préstamos con tasas de interés blandas y un plazo de 84 meses.

También mencionó la Ley 157, denominada ley de protección del Empleo, “es una ley temporal, que tiene disposiciones orientadas a salvar el empleo y permite que se extienda la prórroga de la suspensión de los contratos de trabajo mes a mes hasta el 31 de diciembre de 2020, ya que existen muchas actividades pendientes de reapertura y otras que, aun estando autorizadas, no han podido retornar a la normalidad de sus actividades”.

TENDENCIAS

Julio De La Lastra, Presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP); explicó que los trabajos que hacíamos físico, presencial y manual, “cambiarán de manera fundamental”. “Los ciudadanos, pero sobre todo la juventud, debemos estar enfocados a la tecnología digital, programación de computadoras, robóticas, son temas a los que posiblemente no se les daba ímpetu o atención. Por ejemplo, la industria de la construcción siempre va a requerir personal, restaurantes, a personas. Pero hay otros trabajos y servicios que se daban que de seguro necesitaban un cambio de enfoque”. Basado en su experiencia ha considerado, que, de ahora en adelante, las rondas de negocios o conferencias se pueden hacer en plataformas virtuales. “Al final, la carrera no le pertenece al más rápido o al más fuerte, sino al que anticipa cambios, por esta razón, debemos anticipar los cambios que se van a dar para prepararnos para el nuevo mundo”.

En tanto, explicó que, aunque la situación es complicada, la superaremos. “La reactivación será gradual, pero al final vamos a prevalecer, pero debemos ser pacientes. Hay que abrir y respetar las normas de bioseguridad”. Por esta razón se ideó la campaña “Yo creo en Panamá”, una campaña lanzada por el CONEP, que tiene como objetivo motivar a todos los panameños a trabajar unidos y comprometidos en la recuperación del país.

“En un contexto global, nos encaminamos a fortalecer y reconvertir la política económica laboral, pues la economía, hasta ahora, se ha sustentado en el comercio, tráfico por el Canal e inversiones en infraestructura”.

Doris Zapata – Ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral.ESPECIALES  | EMPLEO: ACTUALIDAD LABORAL