No necesitas convertirte en una persona diferente para ser exitoso. Solo es cuestión de que identifiques y gestiones algunos comportamientos que, por la rutina diaria, has olvidado.

Todo el mundo desea el éxito, pero solo unos cuantos saben lo que realmente significa. Casi nadie lo define en términos personales. La mayoría de las personas tiene una idea confusa de lo que es, lo asocia con la acumulación de dinero,la abundancia de bienes materiales o el progreso en el trabajo.

¿Cómo puede definirse el éxito? Son muchas las definiciones, pero escojo la más corta: «Es la realización progresiva de un propósito digno».Esta definición incluye cualquier acción exitosa, desde manejar un auto a sembrar algo, forjar un imperio financiero o ganar una competencia.

Cualquier objetivo personal que hayas logrado en tu vida es un triunfo personal. El éxito no es lo que hoy venden los medios de comunicación y la sociedad.

Es individual, depende de uno mismo descubrirlo y determinarse a lograrlo, que significa esfuerzo, trabajo, saber quién soy y hacia dónde quiero ir.

Es un derecho que tienes que alcanzar y que no viene solo. El éxito se produce cuando determinas acciones, movimientos, decisiones, hábitos, actitudes, planes, metas, sueños y objetivos para que llegue.

También está en cómo elijo vivir, la manera en que me relaciono con mi familia y en que desarrollo mi profesión/trabajo, en cómo manejo mis finanzas, cómo me vínculo en mi vida social, qué hago para mantener un buen estado de salud, cómo cultivo una actitud mental positiva y cómo desarrollo una vida espiritual, pues, según sea nuestra fe, así será lo que nos suceda.

No tiene sentido que una persona tenga un increíble éxito financiero si sus relaciones familiares y su salud son un desastre. O que tenga excelentes vínculos filiales, pero esté quebrada financieramente y tenga mala salud, o que sea muy espiritual, pero sus relaciones familiares sean terribles.

Por ello, ¿qué se necesita para ser exitoso? Esforzarte para mejorar en cada una de estas áreas y sentir algún tipo de crecimiento. Cuando esto pasa, el crecimiento de manera colectiva en cada área, incluso si es pequeño, te fortalecerá para alcanzar más triunfo en todos los aspectos de tu vida.

No hay fórmula para el éxito, pero sí principios que funcionan, ¡úsalos! Talento, dones, potencial, creatividad, fuerza, dinamismo, optimismo, fortaleza, valor, coraje, amor, sueños, vida, tiempo, organización,hábitos, actitudes, inteligencia, todos tienen que ver con los desafíos diarios, y la pregunta es: ¿cómo los vas a usar?

QUÉ HACER

1- Establece unas creencias potenciadoras que te permitan quebrar toda estructura de pensamiento que te haga sentir mal, fracasado y destruido.

2- Haz más y quéjate menos. La queja quita energía y responsabilidad. Actúa con un plan de acción bien detallado y con una actitud proactiva.

3- Nunca te rindas, caeremos muchas veces, la clave es saber levantarnos con más fuerza y aprender de las caídas.

4- Admite el poder de Dios. Busca su dirección en cualquier decisión que tomes, por pequeña o grande que sea.

5- Aprende a asumir riesgos.Pon a prueba tus propios límites buscando riesgos que te hagan sentir algo incómodo pero emocionado y ansioso al mismo tiempo.

6- Pon tu energía en el trabajo diario, trabaja sin cansancio para alcanzar tus metas, aunque enfrentes fracasos o el éxito parezca lejano.

7- Desarrolla tu fuerza de voluntad. El músculo del autocontrol es igual que los otros del cuerpo e igualmente hay que ejercitarlo, pues se debilita con el tiempo.

8- Interésate en tu educación. Nunca pierdas el interés por aprender. Aprovecha tu tiempo libre para cultivar nuevas pasiones.

El verdadero secreto para el éxito es que no hay secretos. Somos los artífices de nuestra propia vida y, por tanto, somos nosotros los que decimos qué es éxito y qué no. Apropiarnos de esa posibilidad de elegir y de la libertad de decidir qué nos hace sentir plenos, implica en sí mismo ser exitoso.

«Éxito es la suma de pequeños esfuerzos que se hacen día tras día».

AZAEL PITTI
Presidente de Azael Pitti Training. Consultor y Conferencista.
az@recursoshumanosapt.com