Manos a la obraESPECIALES  | ECONOMÍA PANAMÁ Y CHINA

Han pasado ocho meses desde que Panamá reconoció la política de “Una sola China”, iniciando de esta manera una relación diplomática con la segunda potencia más grande del mundo. Después de varios acercamientos, visitas empresariales y firma de acuerdos, ya se empiezan a ver los resultados que se concentran principalmente en temas migratorios, turismo, infraestructura e intercambio comercial.

En el primer encuentro entre el Presidente panameño Juan Carlos Varela y su homólogo de la República Popular China, Xi Jinping, realizado el 17 de noviembre pasado en el marco de esta visita a Beijing, se firmaron 19 acuerdos que sentaron las bases en materia económica y comercial, formalizando una política para la promoción de inversiones, el financiamiento de proyectos de desarrollo e infraestructura y se fijaron las condiciones para facilitar y fomentar las exportaciones panameñas a esta nación.

Sector marítimo

ESPECIALES  | ECONOMÍA PANAMÁ Y CHINA

Uno de los primeros logros para Panamá fue recibir el trato de “nación más  favorecida”, una condición que permite a los buques de bandera panameña tener beneficios en tarifas portuarias y trato preferencial en los puertos de la República Popular China.

Este estatus para nuestro país, cuyo registro de naves data de hace 100 años y es el número uno del mundo, le otorga aún más fuerza en la industria marítima internacional. Además el convenio firmado también estipula el reconocimiento recíproco de los títulos de la gente de mar emitidos por Panamá y China, se garantiza la seguridad de navegación y la protección del medio ambiente, y se mejora el intercambio tecnológico y científico de información.

Jorge Barakat, Administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, tras firmar este convenio, destacó su confianza en que esto incrementará el número de busques registrados con bandera panameña, que ya supera las 8,000 naves.

Reforzando el rol del istmo como “la gran conexión”, Panamá se adhiere también a la iniciativa china de la “Franja y la Ruta”, llamada a conectar más de 60 países de Asia, Europa y África, en la que el istmo juega un papel clave gracias al Canal de Panamá, la plataforma logística y financiera y sobre todo la neutralidad.  Esto, además, abre las puertas para consolidarnos como puerta de entrada del gigante asiático a toda Latinoamérica.

Exportaciones

ESPECIALES  | ECONOMÍA PANAMÁ Y CHINA

Panamá, al no haber tenido relaciones diplomáticas con China, el interés comercial que había era muy limitado y existían muchas barreras para que nuestros productos llegaran a ese mercado. Pero ahora el panorama es otro: mientras ellos tienen la mirada  puesta en la plataforma de servicios que ofrece el istmo para penetrar la región, para los panameños se vislumbra una gran oportunidad en el sector agropecuario e industrial para exportar hacia ese mercado asiático  porque ellos son deficitarios en producción y  tienen una enorme demanda de insumos agrícolas.

Según el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), lo que mayormente se estaba exportando hacia China en los últimos años eran desechos de aluminio, acero y productos no alimenticios, rubros que constituyen el 70% de lo que normalmente exportamos. El viceministro adelantó que ya se han identificado productos con gran potencial como café, harina de pescado, productos de mar, camarones y  frutas frescas. “Parte del interés de ambos países es buscar la manera de llegar a  negociaciones comerciales en tiempo rápido y pensando en bienestar de los productores y exportadores. Y no solamente se limitará al tema de cuáles son los aranceles preferenciales o cero aranceles, sino otros aspectos importantes como lo es la atracción de inversión, seguridad jurídica y demás”.

Tenemos que aprovechar esta coyuntura  con China, ya que ellos están exportando inversión, es una economía grande, hay flujo de efectivo fuera de su  mercado y tienen  acceso de financiamiento con intereses muy buenos.

Lo importante  en este caso es que Panamá tiene una población de 4 millones de habitantes. No es un mercado grande, para ellos,  pero desde aquí se tiene acceso a billones de personas a nivel mundial, no sólo vía marítima, sino aérea como punto de conectividad para el mundo. No en vano el hub aéreo de Panamá recibe unos 5,900 vuelos semanales y se realizan unas 90 conexiones aéreas  a 34 países de América y Europa. A través de Copa Airlines, Panamá conecta a la región sirviendo a 75 destinos, en 31 países de Norte, Centro, Sur América y el Caribe.


CARLOS ERNESTO GONZÁLEZ RAMÍREZ 

Abogado especialista en Estudios Jurídicos Internacionales y socio de Morgan & Morgan.

“China ve a Panamá como el Singapur de América Latina”

 

El estatus que manteníamos con la República Popular China no se alineaba de manera correcta a los intereses de nuestro país, sobre todo siendo un importante actor en el comercio internacional. Una vez dimos el gran paso, ya se  han logrado algunas cosas como el trato de nación más favorecida para los barcos de bandera panameña cuando tocan puertos chinos. El tamaño del movimiento de mercancía de China hace fundamental que tuviéramos ese tratamiento porque se discriminaban a los barcos, y una vez dada esta condición,  se hace más atractivo el registro panameño en Asia que es importantísimo.

En otro aspecto, a nosotros nos llega al menos una empresa china por semana, interesada en establecerse aquí. Algunas se quedan, otras no, pero ya se está dando el movimiento y es un cambio importante. Hay unas que han pedido entrar bajo el régimen de Sede de Empresas Multinacionales (SEM), otros ya han abierto una pequeña operación local porque Panamá es un mercado pequeño, pero se mueven de aquí para hacer las operaciones regionales.  Algunas de estas inversiones que se están dando son en el sector financiero. Eso va a fortalecerlo porque los bancos chinos son los más grandes del mundo. Ya estaban aquí, pero la operación va a ser mucho más grande ahora.

Panamá es un trampolín para ellos. Mucha gente con la que tuve la oportunidad de conversar en la visita que hicimos al país asiático, me dijo que ellos ven al istmo como Singapur hace 20 años y  ellos piensan que se va a desarrollar igual, por lo que nos ven como su puerta de entrada para acceder al mercado regional. Así es como ellos ven a Panamá: logística, manejo administrativo regional y recursos naturales.