LA DIABETES ES UNA ENFERMEDAD CRÓNICA MUY COMÚN EN PANAMÁ, SE CONSIDERA COMO LA SEGUNDA EN ATENCIÓN PRIMARIA, DESPUÉS DE LA HIPERTENSIÓN Y A SU VEZ ES LA SEGUNDA CAUSA DE MUERTE PREMATURA LUEGO DEL CÁNCER.

 

De acuerdo con estadísticas de la Caja de Seguro Social (CSS) y el Ministerio de Salud (MINSA), más de 300,000 panameños padecen de algún tipo de diabetes. Esta afecta a la población en general y se presenta más en las personas que tienen herencia familiar. Es una condición crónica que se caracteriza por niveles altos de azúcar en la sangre, hiperglicemia. Existen dos tipos, en la   que generalmente no se produce insulina, por lo que necesitan inyecciones de esta para sobrevivir. Quienes padecen de tipo 2, representan el 90% de los casos, esta suele producir su propia insulina, pero la cantidad es insuficiente o no la pueden utilizar apropiadamente.

La diabetes tipo 2, que es la del adulto, se empieza a manifestar después de los 45 años, sin embargo en años recientes se han presentado más casos en edades tempranas, esto asociado al sedentarismo, alimentación inapropiada por exceso de carbohidratos y azucares. Para Raquel Gutiérrez de Mock, médica familiar y Coordinadora del Programa del Adulto y el Adulto Mayor del Ministerio de Salud, se ha observado que algunas personas desarrollan la enfermedad cuando tienen una glicemia en ayuna anormal arriba de 100, un colesterol alto, cintura ancha y presión arterial elevada, lo que en conjunto se llama síndrome metabólico.

CONSECUENCIAS IRREVERSIBLES

 Para la especialista,  lo más grave de esta situación es que, muchas veces, quienes la padecen no son conscientes de su condición, por eso es que las autoridades médicas exhortan a los panameños  para que se realicen chequeos médicos y que estén pendientes a síntomas como: hambre constante, sed excesiva, orinar constantemente, cansancio y pérdida de peso sin razón aparente. “La población que no  se diagnóstica a tiempo sufren muchos daños y  cuando acuden al servicio médico, en la mayoría presentan heridas graves en las extremidades provocando la  amputación del miembro afectado, con lo cual hay poco que hacer.  Otras presentan ceguera y daño hepático lo cual produce discapacidad y desmejora su calidad de vida”, enfatiza Gutiérrez de Mock. 

En el caso de los niños diagnosticados con diabetes, se dice que puede estar ligada a ciertos daños producidos en su páncreas, asociados a infecciones virales sufridos a temprana edad. La especialista comenta que se está observando este tipo de causas, que se desconocían, pero se está encontrando una relación entre una infección y la presencia de la enfermedad, provocando que el niño sea susceptible y le produzca daño al páncreas. “Un ejemplo es el virus de la parotiditis que le produce orquitis a los niños, esto repercute en la producción de espermatozoides, así mismo ciertos virus pueden producir daño en el páncreas cuando afecta en la infancia”, concluye.

CIFRAS PREOCUPANTES

La Caja del Seguro Social por medio de su Programa de Prevención y Control de la Diabetes, detectó que cerca de 300,000 personas podrían estar sufriendo diabetes, y de ellos solo 10,000 se encuentran recibiendo tratamiento para controlarla.  Actualmente, la CSS cuenta con 32 clínicas de atención en el país, en la que reciben atención al menos 29,000 personas y se espera poder abrir 16 centros más.

El Dr. Ángel Jaén, Endocrinólogo de la Clínica de Diabetes en el Hospital Santo Tomás, indicó que en Panamá los casos han aumentado en edades tempranas, afirma que de sus pacientes,  aproximadamente 50 niños entre edades de 10 a 20 años, son afectados por la diabetes tipo 2 por el estado de obesidad que presentan, para su control deben tomar los medicamentos como si fueran adultos.

Los especialistas concuerdan en que las personas con este padecimiento deben ser atendidas por distintos especialistas como endocrinólogos, enfermeras, nutricionistas, psicólogos, odontólogos, oftalmólogos, cardiólogos, urólogos, reumatólogos, entre otras especialidades, debido a que la diabetes afecta a varios órganos.

PREVENCIÓN

Se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son efectivas para prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición y sus complicaciones se debe: 

  • Mantener un peso corporal saludable.
  • Tener actividad física al menos 30 minutos con intensidad moderada,  la mayoría de los días de la semana.
  • Consumir una dieta saludable, que evite el azúcar y las grasas saturadas.
  • Evitar el consumo de tabaco, porque aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.

En los casos ya diagnosticados, lo más  importante es mantener el control con los medicamentos y usar el glucómetro. Además se  debe acudir a un centro especializado donde recibirá orientación  de distintos profesionales , y brindan charlas de nutrición. Lo primero  es tomar conciencia de que  la mejor forma de acabar con la obesidad, es cambiar nuestros hábitos de alimentación y  evitar el sedentarismo.

SALUD  | Diábetes, la segunda enfermedad de atención primaria

PANORAMA

  • Según la Organización Mundial de la Salud, la diabetes afecta a 415 millones de personas en el mundo, el tratamiento asciende a los 673, 000 millones de dólares, lo que representa un 12% del gasto global en salud.

Esta enfermedad se puede tratar, controlar y prevenir complicaciones, por medio de la educación y orientación