«Estaba seguro de que no me tocaba irme»

EL DOCTOR EMILIO SATURNO NOS CUENTA SU HISTORIA, TRAS HABER BATALLADO CONTRA EL COVID-19, POR EL CUAL ESTUVO HOSPITALIZADO EN ESTADO DELICADO.

Su carrera como Médico Alergólogo e Inmunólogo de niños y adultos ha hecho que el doctor Emilio Saturno sea merecedor de una trayectoria de prestigio. Con una hermosa familia y una carrera exitosa, la vida le cambió de un día a otro con la llegada de la pandemia del COVID-19. Aunque todavía no se siente al 100%, está curado y tiene fe de que se recuperará totalmente.

ESPECIALES  | CONVERSACIONES POST COVID-19: DOCTOR EMILIO SATURNO

¿Cómo cree que se contagió?

“No estoy seguro… Vi pacientes enfermos en mi consulta en Panamá y Estados Unidos al inicio de la pandemia, cuando no se sabía mucho y no era obligatorio el uso de mascarillas”.

¿Qué pasó por su mente?

“No podía creerlo. Había atendido muchos casos de influenza, a cientos de pacientes y nunca me había contagiado, por lo que consideraba que tenía un muy buen sistema inmunológico, además de que seguía todas las medidas de cuidado básico respiratorio y el lavado de manos frecuentes. Sabía que era una enfermedad delicada y que por mis síntomas ya tenía que ir a hospitalizarme, así que fui ya auto diagnosticado y estaba listo para quedarme, pero no sabía lo mal que iba a estar y el tiempo que duraría mi hospitalización”.

¿Temió por su vida?

“Sí. Estaba seguro de que no me tocaba irme. Sin embargo, como médico entendía que cada día que pasaba, mis síntomas empeoraban, no había tratamiento intra hospitalario efectivo en ese momento y la mortalidad era de un 85% a 90% en pacientes en mi condición”.

¿Cuál fue el peor momento?

“Al quinto día de enfermedad, ya que tenía muchísima dificultad para respirar, mis laboratorios estaban alterados, sugiriendo que mis pulmones, hígado y sistema cardiovascular estaban gravemente afectados y ningún tratamiento que me daban, incluyendo antibióticos, hidroxicloroquina, anticoagulantes y acetaminofén, funcionaba adecuadamente”.

Un consejo para quienes no creen en el virus.

“Que se cuiden muchi. Gracias a Dios a algunos les dará como una enfermedad bastante leve y hasta un 40% no tendrán síntomas. Es una lotería. No sabemos a quién le tocará el tiquete que dice que se va a enfermar gravemente y su pronóstico dependerá de muchos factores, pero si tiene sobrepeso, hipertensión o diabetes, tendrá un riesgo mucho mayor”.

Un aprendizaje.

“Que la familia y amistades son lo más importante”.

Un mensaje de aliento

“Fuerza, sí se puede. No pierdan la fe. El estado de ánimo fue muy importante, me dio la fuerza para despertarme cada día y seguir luchando contra este terrible virus”.

¿Ya donó plasma convaleciente?

“Sí. Exhorto a todos los pacientes recuperados del COVID-19, y que califican para donar plasma, que lo hagan. Podrían ayudar a alguien que lo necesiten y que hoy pueden ser ellos, pero mañana podría ser un familiar suyo”.ESPECIALES  | CONVERSACIONES POST COVID-19: DOCTOR EMILIO SATURNO