Los vestigios de su pasado romano, su imponente catedral gótica y su apego al arte la convierten en una de las ciudades más atractivas de este país. Además, aquí nació el agua más famosa del mundo.

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

Al oeste de Alemania, en el Estado de Renania del Norte-Westfalia, se alza Colonia. Esta ajetreada ciudad se encuentra a 40 kilómetros de Düsseldorf, a unos 30 de Bonn, capital de la antigua República Federal de Alemania, a 210 de Bruselas y aproximadamente 265 de Ámsterdam.

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

Nada más llegar, impresiona la imagen de la catedral, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Este templo, cuya construcción duró más de 600 años, llegó a ser el edificio más alto del mundo en 1880, cuando finalizaron los trabajos. Pero el récord no le duró mucho tiempo pues, cuatro años más tarde, el monumento a Washington, en Estados Unidos, superó su altura.

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

 

En el lugar donde hoy está la catedral hubo una iglesia que fue consagrada en el año 870. En 1164, el arzobispo Rainald de Dassel trajo, supuestamente, las reliquias de los tres Reyes Magos desde Milán hasta esta iglesia, que se convirtió en un importante centro de peregrinación. Así, en 1248 se decidió levantar una catedral en este enclave.

El nuevo edificio no siguió los parámetros de la arquitectura románica alemana sino del entonces moderno estilo gótico de las catedrales francesas. En la actualidad, la catedral de Colonia sigue albergando los restos de los Reyes Magos. El propio relicario es una gran obra de orfebrería del siglo XIII, adornado con piedras preciosas y relieves que narran escenas bíblicas.

Miles de personas continúan llegando para contemplarlo, aunque los peregrinos de antaño hoy son mayoritariamente turistas. 

La catedral fue consagrada en 1322 y, a partir de esta fecha, la velocidad de las obras se aminoró, hasta que en 1560 se pararon del todo, si bien parte del templo se podía usar. No fue hasta 1842 cuando Federico Guillermo IV de Prusia puso la primera piedra de la continuación de la obra que concluyó, por fin, en 1880

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

La catedral de Colonia continuó en pie pese a los bombardeos de la II Guerra Mundial, que arrasaron la ciudad casi por completo. De hecho, muchos de los edificios emblemáticos de Colonia han tenido que ser parcial o totalmente reconstruidos.

 

CIUDAD NATAL DE LA ESPOSA DE CLAUDIO
Durante la contienda, mientras se excavaba en las inmediaciones de la catedral para construir un búnker, se produjo un hallazgo espectacular. Apareció un mosaico romano dedicado al dios Dioniso en un excelente estado de conservación. En ese mismo lugar, que un día albergó una rica villa romana, hoy se haya el Museo Romano-Germánico de Colonia.

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

En su interior se puede contemplar otro mosaico romano cuya decoración geométrica llama poderosamente la atención, pues recuerda a la cruz gamada, figura que más tarde los nazis adoptarían como símbolo. Asimismo, el museo alberga la imponente tumba del legionario Lucio Poblicio, gran cantidad de estatuas, columnas, aras funerarias, ánforas y una impresionante colección de objetos de cristal de la época romana.

Los orígenes de colonia se hallan en un campamento militar romano que albergaba a las legiones del Rin. Allí nació Agripina la Menor, que llegó a convertirse en esposa del emperador Claudio. Posteriormente, este asentamiento militar obtuvo el rango de ciudad romana bajo el nombre de Colonia Claudia Ara Agrippinensium. Son muchos los vestigios de la época romana que quedan en Colonia, entre ellos están el pretorio y parte de la cloaca máxima.

Además, la iglesia de Santa María del Capitolio está construida sobre los cimientos del templo romano dedicado a la triada capitolina, es decir, a los dioses Júpiter, Juno y Minerva. Aparte de visitar la catedral, la iglesia de Santa María del Capitolio y recorrer las calles del casco antiguo, merece la pena “pasar por el puente Hohenzollern, al otro lado del Rin, para hacer una foto del templo desde allí”, aconseja Frank Bausback, miembro de la Oficina Nacional Alemana de Turismo.

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

El puente Hohenzollern es el lugar elegido por muchas parejas para colgar sus candados del amor. Cientos de ellos adornan las barandillas de este puente ferroviario que sostiene el incesante ir y venir de paseantes y trenes sobre las aguas del Rin. Este puente, edificado a principios del siglo XX, tuvo que ser reconstruido tras la II Guerra Mundial.

Bausback también recomienda visitar el Museo Wallraf-Richartz, que alberga una colección de bellas artes que va, desde la época medieval, hasta el siglo XX; el jardín botánico y el Museo Ludwing, uno de los espacios más importantes como referente del arte moderno

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania


Si solo tiene 24 horas para estar en esta ciudad y quiere conocer sus encantos, las posibilidades son muchas. Desde visitar museos, conocer una imponente catedral, hasta ir de compras en los mejores lugares y disfrutar de una variada gastronomía.

 

EL PUENTE MÁS FAMOSO
• Este es el Hohenzollern Bridge, el puente ferroviario más utilizado de Alemania. Aunque antes también era utilizado para los coches, ahora es exclusivo para trenes y peatones.

DESTINOS LIFESTYLE  | Colonia, el tesoro de Alemania

MUSEO
• Los visitantes que lleguen a esta urbe no pueden perderse el Museo del Chocolate, con más de 2,000 artículos expuestos.

COMPRAS
• Un imprescindible que hacer en Colonia es pasear por la Schildergasse, la principal calle de compras de la ciudad donde están las tiendas más famosas.

GASTRONOMÍA
• En Colonia es fácil encontrar la típica comida de salchicha y sauerkraut, pero también merece la pena incursionar en el repertorio culinario en expansión que va más allá del estereotipo germano. El panorama gastronómico de la ciudad se decora ahora con estrellas Michelin e incluye influencias que van desde Francia hasta el lejano Oriente.