Hace siete años Hospital Nacional introdujo a panamá la cirugía robótica, a la fecha se han realizado más de 1,000 procedimientos de forma exitosa, lo que los impulsa a seguir innovando y elevando el estándar de la cirugía en nuestro país.

ESPECIALES  | CIRUGÍA ROBÓTICA DA VINCI, LA EXPERIENCIA QUE HACE LA DIFERENCIA

La tecnología y la calidad de los procedimientos que se realizan en el Hospital Nacional atraen a médicos de diferentes países de la región.

La plataforma quirúrgica Da Vinci es lo que en robótica se conoce como un sistema “esclavo”, lo que significa que no es autónomo, sino que es operado por un cirujano, realizando procedimientos de muy alta complejidad.

Una serie de instrumentos finos y largos son manipulados a través de pequeñas incisiones –de 8 milímetros en adelante- practicadas en la piel y que se utilizan en cirugías toráxicas, cardiovasculares y de cáncer.

“El Da Vinci es invaluable para todos los que hacemos cirugía por cáncer porque el recobro del paciente tiene lugar de la mejor forma”, plantea Marcos Young, coordinador del Centro de Cirugía Robótica del Hospital Nacional. El centro hospitalario es pionero en este tipo de tecnologías. 

ESPECIALES  | CIRUGÍA ROBÓTICA DA VINCI, LA EXPERIENCIA QUE HACE LA DIFERENCIA

El Hospital Nacional marca tendencia en la robotización de los servicios médicos.

De acuerdo con el doctor, en los últimos siete años se han practicado cerca de 1,200 procedimientos quirúrgicos a través de esta plataforma, que próximamente será actualizada con un equipo más avanzado.

No solo las cirugías se harán en menos tiempo, sino que será posible realizar cada procedimiento en un sistema de simulación.

Esto permite que los galenos sean monitoreados y evaluados en su desempeño diario, lo que contribuye a mantener los estándares de alta calidad que han caracterizado al Hospital Nacional a lo largo de los años.

Asimismo, es una forma de asegurar que profesionales médicos provenientes de países como Costa Rica, Estados Unidos, Colombia, República Dominicana, Cuba, El Salvador, Argentina, Bolivia y Ecuador continúen arribando al centro a aprender nuevas especialidades médicas.

“Mucha gente viene de afuera a aprender, el hecho de poder interactuar con diferentes personas representa un éxito para todos. Es algo que todos compartimos aquí, en el Hospital Nacional. Desde el camillero hasta el dueño del hospital están impregnados con esta filosofía”.

ESPECIALES  | CIRUGÍA ROBÓTICA DA VINCI, LA EXPERIENCIA QUE HACE LA DIFERENCIA

El equipo permite la realización de cirugías en tercera dimensión y poco invasivas.

OPTIMIZACIÓN
La nueva versión del robot permitirá la automatización de todo el proceso, desde el cambio de posición para practicar una cirugía hasta la iluminación.

En el caso de, por ejemplo, efectuar una laparoscopia, en una cirugía general bariátrica o en urología, los movimientos se llevan a cabo en forma automática. De esta manera se garantiza la precisión quirúrgica, contribuyendo a la preservación de vasos sanguíneos y nervios.

“Hemos salvado algunas vidas, son casos muy conocidos”, precisa Young, quien ha recibido entrenamiento médico en Estados Unidos, Europa y América del Sur. 

“El equipo nuevo optimizará el servicio en el sentido en que las cirugías podrían realizarse en cierta cantidad de tiempo”, precisó el galeno, que es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá.

VERSATILIDAD
Da Vinci ha facilitado enormemente la labor del equipo de cirujanos del Hospital Nacional.

¿Qué impacto ha tenido el equipo en la forma como conducen sus procedimientos quirúrgicos?
Nosotros aquí hemos operado desde infantes de seis meses hasta personas con un peso mayor de 400 libras… Cada vez más todo se va automatizando, para allá va evolucionando la tecnología.

El nuevo equipo está provisto de mútiples funciones, es capaz de cambiar los diferentes grados de visión.  Está equipado con un dispositivo láser. Todo lo que era manual se ha ido eliminando, ahora todo viene programado.

¿Exactamente cómo funciona?
Da Vinci trabaja de forma sincrónica con el cirujano, de forma tal que se reproducen los movimientos en el interior del organismo del paciente.

Esto se hace en tres dimensiones, gracias a instrumentos que poseen un mayor grado de movilidad que la mano.

Esto, ya sea dentro de la pelvis de un paciente o de un riñón, permite  practicar cirugías extremedamente complejas de una forma accesible.

¿Cuáles son las ventajas de la automatización en el quirófano?
Por ejemplo, en el sistema actual, cuando uno practica una cirugía pélvica, el robot tiene un sistema escalonado que hay que ir cambiando manualmente de posición; había que recurrir a una cámara transparente con luz verde, lo que nos permitía detectar vasos. Ahora todo está automatizado, el sistema de cauterio ha sido integrado.

El robot puede entrar en diferentes posiciones, la parte superior se acerca o aleja, rotando sobre sí misma de tal forma que no hay que estar moviendo el equipo durante una cirugía de colon, por ejemplo. El robot automáticamente se va moviendo.

En el Centro de Cirugía Robótica del Hospital Nacional se han operado hasta 1,200 pacientes en un proceso en el que se han registrado muy pocas complicaciones.

Los casos atendidos incluyen pacientes con afecciones como cáncer y embolismo pulmonar.

De esta forma, Panamá se posiciona como el primer país de Centroamérica en contar con este sofisticado método terapéutico, que permite al cirujano realizar las intervenciones quirúrgicas más complejas.

ESPECIALES  | CIRUGÍA ROBÓTICA DA VINCI, LA EXPERIENCIA QUE HACE LA DIFERENCIA

Doctor Marcos Young R., coordinador del Centro de Cirugía Robótica del Hospital Nacional.