El Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CEECAM), informó que la economía panameña está reflejando un crecimiento a la baja, según datos publicados del Producto Interno Bruto (PIB) al segundo trimestre del año en curso.  En atención a esto, se estima que el 2018 cierre con un crecimiento de 4%.

Durante la tercera sesión de Actualidad Económica que desarrolló el CEECAM, Manuel Ferreira, director de Asuntos Económicos de la Cámara de Comercio Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), presentó el comportamiento de los principales indicadores de algunos sectores económicos del país, correspondiente al período comprendido entre enero y julio de este año.

Ferreira explicó que este comportamiento de la economía a la baja está altamente relacionado con la dinámica de actividades que tienen un gran impacto en los resultados generales. El monto de la inversión directa extranjera, para el primer semestre de 2018 fue de US$2,320.8 millones, lo que representa una disminución de -13.2% con respecto al mismo periodo del año 2017. Sin embargo, se observa que las utilidades reinvertidas siguen siendo un componente de peso en los valores de este indicador, lo que es positivo, indicó.

El economista y director del CEECAM manifestó que los resultados del PIB trimestral al segundo trimestre  del año en curso, con respecto al mismo periodo del año pasado, señalan un crecimiento del 3.1% vs 5.2% en el 2017.  Los sectores con mayor peso en la economía panameña, según datos de la composición del PIB son: Comercio -Construcción – Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones, y cualquier situación que estos enfrenten, se ve reflejada en los resultados del desempeño de la economía del país.

Además, mencionó que, aunque en este momento se experimente una desaceleración de la actividad económica del país, la CCIAP tiene expectativas positivas del crecimiento que se irán fortaleciendo a partir del año 2020.

De acuerdo con el planteamiento de Ferreira, el desarrollo económico nacional se ve impactado ante un año preelectoral que genera algún tipo de incertidumbre en la comunidad empresarial, el aumento del petróleo y el incremento en la tasa de interés, por mencionar algunos factores.