Esta joven oftalmóloga está firmemente convencida de que cada mujer nace con la habilidad de desarrollar múltiples tareas al mismo tiempo. ella encarna a la perfección este principio. cada día, ejerce con pasión su oficio y le alcanza tiempo para emprender nuevos proyectos y, cuando puede, jugar al fútbol.

En su departamento suena la música, la prodigiosa voz de Andrea Bocelli se escucha al fondo, como complemento ideal a una encantadora tarde en el Casco Antiguo.

El tenor italiano es uno de sus artistas predilectos. “Irónicamente, es ciego de nacimiento por Glaucoma Congénito.

Me pone los pelos de punta saber que él tiene todo en la vida, pero no tiene visión.

Alguien le dio otra bendición, que es su voz y supo aprovecharla, a pesar de no poder ver la naturaleza, no saber cómo se ven sus hijos ni su esposa… no sabe cómo son los colores”, asegura.

Esta afirmación define, en esencia, a Cathiana García, una mujer enamorada del arte, la música y su profesión, la cual ejerce con pasión y profundo deseo de servir.

“De pequeña siempre tuve una atracción con materias como ciencia y biología, me llamaba la atención saber cómo y por qué funcionaban las cosas. Pero el hecho de imaginar que podía estudiar algo que me permitiese tener las herramientas para sanar, me parecía algo increíble y por eso decidí esta vocación”.GENTE MUJER DE HOY  | Cathiana García

UNA PROFESIÓN, MIL EMOCIONES
Por la naturaleza del trabajo que realiza, confiesa que su día a día puede llegar a ser «abrumador», pero no se detiene a pensar mucho en ello, valora más la oportunidad de apoyar a otros.

«Por los ojos uno come, maneja un auto, se maquilla, se enamora… Amo poder ayudar a alguien mejorar su calidad de vida. Cada caso es diferente, cada persona es distinta. Es imposible aburrirse».

Pese a lo anterior, reconoce que como ser humano, no es inmune a las emociones que puedan surgir en el ejercicio de su profesión. Confieso que soy muy sentimental. Mi mayor desafío, que es algo en lo cual trabajo todos los días, es no confundir mi nivel de empatía con mis sentimientos.

Me duele cuando no puedo ayudar a alguien o cuando otros sufren. Intento no sobrecargar emociones externas a mi hogar o familia, aunque igual las llevas siempre contigo».

Aun así, le aconseja a todo médico en formación: «Trabaja con humildad y crea lazos con tus pacientes».GENTE MUJER DE HOY  | Cathiana García

EQUILIBRIO PERFECTO
Entre una toma y otra, aprovecha para bromear un poco. 

Nos confiesa que rara vez suele llevar mucho maquillaje, tacones o un peinado elaborado, y que posar frente a una cámara la deja, por momentos, fuera de su elemento.

La mayor parte del tiempo, elige el confort de unas zapatillas y la sencillez de una cola de caballo; así, y con una sonrisa, recibe a diario a sus pacientes.

Cuando no está en el consultorio o el quirófano, entrena jiu-jitsu brasileño, juega fútbol, practica yoga o asiste al teatro. Es consciente que el equilibrio proviene de «Mover la mente, el corazón y el cuerpo».

Más recientemente, también trabaja en su nuevo proyecto: “Tus Ojos Panamá”, una plataforma multimedia, para brindar información y docencia sobre el sistema visual. Cada una de estas tareas las asume con energía y vivacidad.

“Mis días son bastantes movidos, pero agradables”, confiesa. Asegura que diariamente, antes de salir de casa toma un tiempo para sí, para planear el día y pensar cosas positivas, sin importar qué tan complejo sea el reto que enfrente.

“Yo pienso que la mujer en sí nace con una cualidad multitarea impresionante. Aun no comparto la responsabilidad más grande de tener hijos, como muchas de mis colegas y amistades, pero es algo que admiro muchísimo. Uno logra el balance, al llegar a encontrar su pasión, que en mi caso es Oftalmología y amar lo que haces te da tiempo de sobra para otras actividades”, afirma.GENTE MUJER DE HOY  | Cathiana García

¿A quién admira?
“En medicina, a todos los médicos docentes. Me formé como Oftalmóloga en el Seguro Social. No siempre tenía las herramientas para aprender, operar, trabajar, pero los que me formaron me regalaron sus conocimientos sin egoísmo.

Sin ellos no fuera la cirujana ni médico que soy hoy. Admiro muchísimo a mis padres, que no son médicos. Aprendí que no hay sacrificio más grande que el que se hace hacia los hijos. Nunca me negaron una oportunidad para seguir en mi carrera ni para luchar por mis sueños. De hecho, se siguen sacrificando por mí”.

¿Qué cualidades le ayudan a triunfar?
“Mi empatía. Tener por los demás, ya sean pacientes, familiares o amistades, me permite tener los pies sobre la tierra y dar lo mejor de mí, para ellos”.

CATHIANA GARCÍA

ESTUDIOS: Doctor en Medicina y Cirugía. Universidad Latina de Panamá.
Oftalmología. Universidad de Panamá; Caja de Seguro Social.
Sub-especialidad en Segmento Anterior y Catarata. Clínica
Oftalmológica del Caribe, Colombia.

INTERESES:
Jiu-jitsu brasileño, fútbol, MuayThai y tocar piano.

GENTE MUJER DE HOY  | Cathiana García