UNA TRAYECTORIA IMPECABLE EN EL MUNDO DE LA DERMATOLOGÍA COSMÉTICA LE HAN DADO UN GRAN PRESTIGIO A NIVEL NACIONAL. SU AMOR PROFUNDO POR EL FOLKLORE Y SU HISTORIA DE SUPERACIÓN Y VALENTÍA, TRAS ENFRENTAR UNA BATALLA CONTRA EL CÁNCER, LA HACEN UNA MUJER LUCHADORA, PERSEVERANTE E INSPIRADORA.

LA DRA. CARMEN AMADA PINZÓN ES EMPRESARIA, REFERENTE EN SALUD Y TENDENCIA DERMATOCOSMÉTICAS. ADEMÁS ES ÍCONO DE LA POLLERA, VESTIDO NACIONAL DE PANAMÁ Y PRONTO CELEBRARÁ 40 AÑOS DE EXITOSA PROFESIÓN.GENTE PORTADA  | CARMEN AMADA PINZON

Originaria de la ciudad de Macaracas, provincia de Los Santos, la doctora Carmen Amada Pinzón ha sabido llevar muy bien la identidad de sus raíces.

Durante nuestra conversación, la médica recuerda su niñez en la tierra que la vio nacer, en la cual tuvo “una infancia muy bonita y feliz”, en donde las tradiciones fueron marcadas desde el principio, mientras crecía rodeada de amistades con quienes practicaba juegos sencillos en nuestros patios, portales, parques y fincas.

Hija de Alicia Martínez y Marcelino Pinzón (q.e.p.d.), siempre ha sido una persona muy activa, a la cual le encantaba participar en las representaciones de comedias, servicio de la Cruz Roja, coros de la iglesia y actividades folklóricas, de allí su amor por la pollera.

“Me crie en una región del país donde se vive intensamente todo lo relacionado con el folklore y las tradiciones. Desde niña se nos inculca a ser parte activa de nuestras costumbres por ejemplo aprender a bailar típico en conjuntos y, sobre todo, vestirse de pollera”.

PRIMEROS PASOS

Inspirada por su padre, quien era el médico del pueblo, y su tía madrina Delmira Pinzón de Arosemena, partera del pueblo, decidió que estudiaría Medicina, por “su dedicación a curar, salvar y traer vidas”.

Fue así como estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá y se graduó en 1980. Pronto cumplirá 40 años de profesión.

La especialidad de Dermatología Cosmética surgió después de padecer un cuadro severo de acné mientras cursaba la carrera de Medicina. “Fue tan devastador el daño físico y emocional que me produjo, por lo que decidí que debería estudiar esta carrera para mejorar estos daños cutáneos”.

Es así cómo decidió estudiar en Brasil, específicamente en Sao Paulo; ciudad en la cual esta especialidad era considerada “una de las mejores del mundo”.

Al culminar viajó a Buenos Aires para aprender Cosmiatría, una especialidad dedicada a tratar el espectro cosmético de las enfermedades de la piel.

Al llegar a Panamá, funda la Clínica Dermoestética Dra. Carmen Amada Pinzón en 1986, en Centro Médico Paitilla, en la cual laboró por cinco años y posteriormente, se mudaron a la planta baja. La clínica permaneció allí por 14 años.

Su mayor logro ha sido crear una práctica profesional innovadora en 1986, que fue inspiración para las generaciones siguientes, y que a sus 34 años de trabajo continúa “con una práctica exitosa”.

En el año de 2005, por razones de espacio y pensando ampliar los servicios que prestaba la clínica, se traslada hacia el Hospital Punta Pacífica, lugar en el que labora hoy día.

AMOR POR LA POLLERA

Sin duda alguna, la doctora Carmen Amada es conocida por pasión por las polleras, que significan para ella, “la esencia de la panameñidad, lo fundamental de la vida de nuestros pueblos”.

Entre las personas que han confeccionado muchas de sus polleras, le viene a la mente Istmenia de Bustamante, Dilsa de Saavedra y Reina Zambrano. La mayoría de sus polleras han sido ganadoras de premios en los diferentes concursos para tal fin.

Hablar del traje nacional en su vida es referirse a su gran amigo, el profesor Edgardo De León Madariaga, un referente nacional en este tema. “Escuchaba mis gustos y plasmaba la labor de las polleras de forma exacta”, recuerda con nostalgia.

“Lo que más me gusta de estar empollerada es lucirla en ambientes abiertos, al son de una buena murga o tamborito, que pueda bailarla, me siento feliz al experimentar esa sensación que identifica nuestro profundo arraigo a las tradiciones”.

Cuando le preguntamos si sabía bailar típico, sonríe pícaramente y afirma que sí. “¡Me encanta!”. Su pieza favorita es “Amadita Linda”, ejecutada por don Dorindo Cárdenas, en su honor, cuando fue reina del Encuentro Folclórico del Canajagua, en el año 1971. Otra composición musical es el punto (baile de salón) Carmen Amada Pinzón, composición de la autoría de don Colaquito Cortez.

HISTORIA DE SUPERACIÓN

Como sobreviviente de cáncer, la doctora nos comenta que, diariamente, inicia su día agradecida al Señor por el regalo de la vida; “por esa segunda oportunidad de vivir después de padecer de una enfermedad mortal”, en la cual ha aprendido muchísimo.

“Aprendes a valorar mejor el tiempo, la familia, la salud y de ahí, a establecer prioridades; poniendo en segundo plano actividades y tareas que no te permiten descansar u obtener la paz que deseas”.

El mensaje que envía para afrontar esta enfermedad con valentía es “desechar el miedo que te invade desde el principio, saber que es un cáncer que controlado a tiempo, puedes salvarte. Entregarte a Dios con fe inquebrantable, confiar en el equipo de médicos que te atiende y vencer con paciencia cada etapa del tratamiento”.

Nos confiesa que el momento más difícil fue la quimioterapia, debido a que en este período se producen efectos negativos que comprometen más la salud, “ya que los medicamentos empleados van a destruir las células malignas del tumor; pero también te afectan las células normales de tu cuerpo”.

En tanto, indica que gracias al apoyo de su familia ha podido salir adelante, a su madre, a sus hijos Javier Suárez Pinzón y Amada Inés Suárez Pinzón, y su pareja el Ing. Alex Humberto Espino, quienes han sido un pilar fundamental en su proceso de recuperación.

CUIDADOS

Tras esta enfermedad, su vida ya no es igual y vive el día a día. “No hago planes a largo plazo, ni nada que me comprometa físicamente. Aún no he alcanzado mi nivel óptimo de energía, pues me agoto con más facilidad. No pienso tanto en el mañana”.

Sin embargo, los tipos de cuidado que debe tener son varios. Desde hacer drenajes linfáticos diariamente, debido a la extracción de adenopatías (ganglios); hasta ponerse una venda compresiva en el brazo derecho para evitar el linfedema.

Además, se realiza exámenes frecuentes por la quimioterapia vía oral que debe ingerir por los próximos cinco años. Solo puede levantar cinco libras con el brazo derecho. En cuanto a la alimentación, debe evitar el pollo y el huevo por el contenido de hormonas, carnes rojas y azúcares.

MENSAJE

“Mi consejo es que no tengan miedo a realizarse sus exámenes. Afrontar con valentía y resignación este diagnóstico; no perder el tiempo en cuestionamientos hacia Dios y a la vida de por qué a ti te sucedió esto”.

Considera que las personas deben aprovechar meses como octubre para realizarse estos estudios, “la Cinta Rosada es una excelente oportunidad para realizarte tus exámenes y tomarlo como patrón anual de seguimiento”.

La enseñanza principal que le dejó esta etapa en su vida es que “nadie está exento de padecer esta terrible enfermedad”.GENTE PORTADA  | CARMEN AMADA PINZON

PROCESO DE REINVENCIÓN

La doctora nos compartió que supo sacarle provecho a la cuarentena. “La viví inicialmente, los dos primeros meses, como unas merecidas vacaciones por finalizar mis tratamientos oncológicos”.

Asimismo, se dedicó a producir un segmento digital: “Amada Tips Belleza en casa”, con la finalidad de ilustrar, entretener y aportar conocimientos a la mujer en su hogar “y desviarla de tantas noticias negativas con respecto a la pandemia”.

Se acogió a este período con respeto y cumpliendo las normas impuestas por el Ministerio de Salud.

DISTINCIONES

Su amor y pasión por el folklore, la han llevado a atesorar los más hermosos recuerdos, muchos de ellos, en forma de inolvidables reconocimientos.

Reina del Encuentro Folclórico del Canajagua. Macaracas 1971.

Reina Nacional de la Pollera en el Festival Nacional de la Pollera. Las Tablas 1978.

Dama Nacional de la Pollera. Concurso Margarita Escala. Teatro Nacional en 1996.

Hija Meritoria del distrito de Macaracas en 2000.

Embajadora Nacional Cultural de la Pollera declarada por el Instituto Nacional de Cultura, Panamá 2003.

Biss Awards, Premio Internacional en la categoría Clínica Emprendedora, Cuzco, Perú 2009.

Premio Anita Villalaz, Orden al Mérito 2010.

Hija Meritoria del colegio Manuel María Tejada Roca, Las Tablas, en conmemoración de las Bodas de Platino, 2017.

Patrocinadora de la noche de Violines de Azuero: Dra. Carmen A. Pinzón por 27 años.

Universidad de Panamá, Facultad de Bellas Artes, Pinceladas de Folklore, Homenaje a la Dra. Carmen A. Pinzón. Panamá, 21 de agosto de 2019

«Lo que más disfruto de la profesión es servir a los demás, atendiendo problemas dermatológicos con buenos resultados y evitando mayores secuelas que pudieran generar traumas tanto físicos como psicológicos».

GENTE PORTADA  | CARMEN AMADA PINZON


DE INTERÉS

PASATIEMPOS: Viajar, leer, practicar jardinería, disfruta las revistas de decoración y jugar monopolio en cartas.

LECTURA: Superación personal, bienestar físico y religioso.

MÚSICA FAVORITA: Instrumental, romántica y salsa.

ADMIRA A: Cristiano Ronaldo

SU MAYOR INSPIRACIÓN: Su madre.