UNA DE LAS MÁS HERMOSAS CIUDADES DE EUROPA, CONOCIDA COMO LA ‘PERLA DEL DANUBIO’ Y QUE, CUENTA CON VARIOS SITIOS CONSIDERADOS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, INVITA A QUEDARSE Y CONOCERLA, A DISFRUTAR DE SU EXQUISITA GASTRONOMÍA EN SUS CAFÉS Y RESTAURANTES, PERO SOBRE TODO DE SUS HERMOSOS EDIFICIOS DE CORTE IMPERIAL, COMO EL CASTILLO DE BUDA.

MÁS DE SIETE MILLONES DE TURISTAS ANUALMENTE RECORREN LAS CALLES Y AVENIDAS DE LA HISTÓRICA CIUDAD, DIVIDIDA EN DOS POR EL CAUDALOSO RÍO DANUBIO: PEST -LA ZONA URBANA- Y BUDA -REPLETA DE PALACIOS, CASTILLOS Y CASAS SOBRE LAS COLINAS, CON VISTAS IMPRESIONANTES.

Uno de mis sitios favoritos en el mundo, sin duda alguna es la mágica ciudad de Budapest. Me atrae este destino tanto por su belleza como por su historia, cultura, arquitectura urbana fascinante y naturaleza que no me deja de sorprender.

Al caminar por las calles, a simple vista se pueden apreciar vestigios de la ocupación soviética en algunos barrios populares. Varios edificios poseen detalles otomanos, así como una parte con arquitectura francesa clásica en el centro de la ciudad.

Sin embargo, este hermoso sitio guarda varios títulos otorgados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) por sus diseños emblemáticos como el Parlamento de Budapest, ubicado a orillas del Danubio, fuente de inspiración para numerosos artistas a través del tiempo, que fluye suavemente y otras veces corre con fuerza.

Este afluente divide la ciudad en dos: Buda, en la zona oeste y Pest en el este. Y es aquí precisamente donde está el Parlamento, una impresionante estructura de 300 metros de longitud, 24 torres de diferentes tamaños, una cúpula que casi alcanza los 100 metros de altura. Durante el día, muestra un encanto sin igual, pero al caer la noche se ilumina y prácticamente cobra vida ante los 1.8 millones de habitantes que tiene esta ciudad y les da la bienvenida a los miles de turistas que abarrotan la capital húngara.

Entre otros aspectos interesantes es que el delta del Danubio también fue declarado patrimonio de la Unesco en virtud del Convenio de Ramsar. Lo atraviesan ocho puentes, y el más importante es el Puente de las Cadenas, construido desde 1839 e inaugurado en 1849 para unir Buda y Pest. Tiene 380 metros de longitud y es de uso vial y peatonal.

CIUDAD DE RECONOCIMIENTOS

Otros patrimonios de la humanidad son la zona del Castillo de Buda en el corazón de la ciudad y la avenida Andrássy. Además, este sitio conserva vestigios de monumentos que han ejercido una gran influencia en la arquitectura de diversas épocas, por ejemplo, los de Aquincum, un antiguo asentamiento romano que fue excavado en el distrito de Óbuda, un poco al norte del distrito central.

DOS NOMBRES, UNA CAPITAL

Si es amante del buen arte y la historia Budapest se quedará en su corazón. Al oeste les puedo mencionar varios sitios que merecen ser descubiertos, como el Castillo de Buda, que alberga la Biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.

La Colina Gellért ofrece vistas increíbles de la ciudadela y, de hecho, son parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y desde sus 235 metros de altura, podrá disfrutar unas vistas estupendas del Parlamento, el Castillo y el Bastión de los Pescadores en Buda, uno de los lugares más visitados de Budapest y del Danubio a su paso por la ciudad.

Del lado este se puede apreciar mucha historia de San Esteban I de Hungría, pues en la Basílica del mismo nombre reposa la “Santa Diestra”, o mano derecha del primer rey de Hungría y cristianizador de su pueblo.

Otro sitio que merece atención es la Plaza de los Héroes, que también forma parte del conjunto de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y cuenta con estatuas conmemorativas a los líderes de las siete tribus fundadoras de Hungría en el siglo IX.

Cerca de esta importante plaza se encuentra el Parque de la Ciudad, un sitio que además suma el Castillo de Vajdahunyad, el cual es una copia del Castillo de Transilvania.

No menos valioso es el Balneario Széchenyi, uno de los baños termales y medicinales más grandes de Europa. Continúo con mi apreciación del arte en el Museo de Bellas Artes, el Museo Nacional Húngaro y la Casa del Terror que muestra un poco de los regímenes dictatoriales fascista y comunista del siglo XX, o ¿por qué no?, disfrutar un recital en la Ópera Nacional de Hungría.

Budapest invita a quedarse y conocerla de noche y de día, a disfrutar de su exquisita gastronomía en sus cafés y restaurantes de la calle peatonal Váci Utca, una simpática peatonal conocida por sus múltiples comercios y cafés, en donde podrás degustar el auténtico y original goulash húngaro, así como una infinidad de menestras y sopas.

Si es más atrevido, no se pierda los lángos, una especie de torta (la masa recuerda un poco a los churros) que se acompaña de queso, cebolla y otros ingredientes. Y no sigo más, tan solo de recordar estos sabores, me dan ganas de teletransportarme a esta hermosa Perla del Danubio.


DATOS

1. Budapest ha sido hogar de varios famosos escultores, escritores y compositores.

2. El barrio judío es el más animado por la noche, en donde se encuentran los famosos romkocsma (bares en ruinas).

3. Margitsziget, o Isla Margarita, es el lugar de relax favorito de los habitantes ubicado entre Buda y Pest.