La pulsera le ayudará a conocer su estado y forma física. Así, sabrá qué debe modificar en sus hábitos para mejorar su rendimiento. Además, podrá hacer pagos “contactless” y sumergirlo hasta 50 metros.

Una de las características del Fitbit es el monitoreo del ejercicio y rendimiento físico. En esta tercera versión, el usuario puede elegir entre más de 15 modos de ejercicio ya sea corriendo, ciclismo, natación, yoga, entre otras disciplinas; ponerse un objetivo y recibir estadísticas en tiempo real durante sus entrenamientos.

Una de sus principales tareas, es que comprueba el tiempo que ha pasado en las fases de sueño ligero, profundo y REM, y podrá obtener consejos personalizados que le ayudarán a dormir mejor durante la noche.

Si sufre de estrés, le ayudará a encontrar momentos de calma a lo largo del día con sesiones de respiración guiadas y adaptadas a su ritmo cardiaco. 

Una buena noticia para las damas, es que podrán darle seguimiento a sus periodos, registrar los síntomas y ver una predicción de cuándo llegará, entre otros usos.

ESPECIALES  | Monitoreo de salud: Beneficios del Fitbit Charge 3