La organización fue establecida con el objetivo de mitigar el hambre en Panamá, proporcionando asistencia alimentaria a los sectores más vulnerables de nuestro país recuperando 3,721 toneladas de comida.

ESPECIALES  | Banco de Alimentos de Panamá con una misión de alimentar a PanamáA través del programa Kilogramos de Esperanza, trabajan con empresas y colaboradores para entregar alimentos a la comunidad.

Hace cuatro años, un periódico local, publicó una noticia de que en Panamá 400,000 personas sufrían de hambre y a la vez que se desperdiciaba el doble de la comida que se necesitaba para su alimentación.

La razón era que la mayoría de los distribuidores de alimento botaban al vertedero mercancía apta para el consumo humano, ya que estos productos eran considerados como merma, por etiquetas que estaban deterioradas, golpes en latas, o algunos que expirarían en seis meses.

Para evitar que cientos de toneladas de alimentos se perdieran, bajo la visión de un grupo de empresarios, nació el Banco de Alimentos de Panamá (BAP) amparado por un esquema mundial, que cuenta con unos 1,600 bancos de alimentos en el mundo.

“Panamá era el único país de Centroamérica que no tenía, así que, en vez de inventar la rueda, deciden adoptar ese modelo”, afirma Ana Isabel Méndez, Gerente General del BAP.

MÉTODO DE TRABAJO
La dinámica es rescatar estos productos y distribuirlos a organizaciones beneficiarias, albergues, comedores, asilos y todo el que tenga un programa alimentario.

“Verificamos que los productos estén en buen estado, los empacamos y los hacemos llegar a estas organizaciones”, agrega. Quienes participen en el programa deben contar con personería jurídica y pasar inspecciones periódicas, para verificar si se están cumpliendo con las normas del banco, y brindar de forma correcta los alimentos.

“En cuatro años hemos logrado rescatar más de 3,600 toneladas de comida, eso equivale a 11,000,000 platos servidos que han llegado a cerca de 70,000 panameños”, sostiene la Gerente General del BAP. 

Otra tarea de la organización es combatir el hambre y la desnutrición en Panamá como parte del primer objetivo del desarrollo del milenio de la Organización Internacional de las Naciones Unidos (ONU) “cero hambre” y contribuir al medioambiente.

ESPECIALES  | Banco de Alimentos de Panamá con una misión de alimentar a Panamá

Cuentan con un programa para donantes y planes para llevar ayuda al resto del país y las comunidades más necesitadas.

El rescate se da a través de la inspección y selección de alimentos consumibles, no comercializables, que de otra forma fueran descartados.

 

ACTIVIDADES
El BAP realizó en el marco de su aniversario número cuatro, la Jornada de Capacitación del Día Mundial de la Alimentación con el objetivo de buscar un espacio para darse a conocer por medio de una alianza de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) y la Universidad Interamericana de Panamá, así como analizar la situación del hambre en el país y los factores para tener una dieta balanceada.

“Buscamos que las personas tomen conciencia de la problemática y cómo cada uno puede ayudar a aportar un tema, tanto del gobierno, la empresa privada, organismos internacionales, así como la sociedad civil, en donde cada uno es responsable de crear conciencia y educar, ya sea en sus casas, escuelas y trabajos para no desperdiciar la comida y conocer cómo tener una buena alimentación a través de buenos hábitos”, explica Méndez.

También quisieron hacer un llamado a la acción del sector privado, público y conformar una mesa de trabajo en donde los actores pudieran conocer cómo lograr resultados.

278 ORGANIZACIONES BENEFICIARIAS EN EL PAÍS, AYUDAN A ENTREGAR ALIMENTOS A QUIEN LO NECESITA.

80% DE LA OPERACIÓN VIENE DE VOLUNTARIOS, QUIENES AYUDAN A CLASIFICAR Y EMPACAR LA MERCANCÍA.