El Apple Watch pudo detectar frecuencias de pulso cardíaco irregulares que podrían indicar la necesidad de un seguimiento adicional para determinar si hay un problema cardíaco grave, según datos de un gran estudio financiado por Apple Inc, lo que demuestra el potencial del aparato en el cuidado de la salud.

Más de 400 mil usuarios de Apple Watch se inscribieron al inusual estudio, convirtiéndolo en el más grande análisis para evaluar a gente aparentemente saludable por fibrilación atrial, condición que si no se trata eventualmente puede causar apoplejías.

Investigadores de la Universidad Stanford reportaron que el reloj no asustó a mucha gente, solo advirtió a la mitad de los participantes – a unas 2 mil 100 personas – que podían tener un problema.

La tecnología ECG confirmó que un tercio de los usuarios cuyos relojes detectaron un pulso irregular tenían fibrilación auricular, dijeron investigadores.

Un 84% de las notificaciones de pulso irregular fueron confirmadas como episodios de FA, según los datos.

La gente que recibía un alerta tenía que consultar con un doctor del estudio a distancia y luego usar un parche de electrocardiograma para medir su actividad cardiaca durante la siguiente semana para determinar la precisión del reloj. Algunos no completaron la evaluación virtual sino que consultaron con sus propios doctores; en general, alrededor de 57% buscó atención médica.

Expertos cardiacos dijeron que el estudio indicó que las evaluaciones con dispositivos de alta tecnología podrían ser viables eventualmente, pero se necesita de más estudios.