ENCANTO MEDIEVAL

Mejor conocida como la ruta del vino, es una zona turística, ubicada entre la frontera francesa y alemana. Su belleza ha sido inspiración de cuentos y películas e invita a recorrer cada uno de sus pintorescos pueblos.

Hermosos viñedos y ciudades medievales son uno de los principales atractivos de la mágica región de Alsacia, localizada entre Francia y Alemania, en donde converge el pasado y el presente creando una sensación de eternidad.

Visitamos esta pequeña zona, en donde se cultivan una buena cantidad de tipos de uva, que dan lugar a una importante variedad de vinos, considerados entre los mejores de Francia, por lo cual será un destino ideal para los amantes de esta bebida, de la cual todavía puedo sentir en mi paladar.

DESTINOS LIFESTYLE  | ALSACIA

HISTORIA Y LÍMITES
Su territorio fue disputado entre Francia y varios estados alemanes desde la Guerra de los Treinta Años en 1618, entre el Sacro Imperio Romano Germánico y Habsburgo, hasta la Segunda Guerra Mundial en 1939, formando parte de Francia en la actualidad. Está situada geográficamente en el noreste del territorio moderno de la Francia continental, en la orilla izquierda del río Rin, adyacente a Alemania y Suiza.

Pertenece a la Región del Este, formada en 2014 producto de la fusión con Lorena y Champaña-Ardenas, siendo la cuarta zona más grande de Francia y entró en vigor el 1 de enero de 2016. Sin embargo, Alsacia está sujeta a una ley local que reemplaza la ley general francesa en ciertas áreas desde 1919. Tras varias negociaciones con el gobierno central, el 1 de enero de 2021 nacerá la “colectividad europea de Alsacia” .

DESTINOS LIFESTYLE  | ALSACIA

LA RUTA DEL VINO
El recorrido a esta región tan pintoresca, cultural e histórica, lo realizamos en carro, para poder apreciar todos los pueblos desde Estrasburgo hasta Colmar, que se extiende la zona de viñedos que abarca unos 170 kilómetros.

En 10 días, pudimos visitar esta ruta en el mes de junio, cuya característica principal, son sus numerosas bodegas, que tienen sus puertas abiertas para esperarlo en degustación y venta de productos vinícolas.

Estos pequeños pueblos, en donde se cultiva la uva, parecen salidos de las películas, con casas y arquitectura basada en entramados de madera, veredas empedradas y coloridas, que dan la impresión de estar en medio de una película medieval. Son alrededor de 70 villas, con boutiques shops, restaurantes y tabernas, especializadas por supuesto en vinos alsacios.DESTINOS LIFESTYLE  | ALSACIA

PUNTOS VISITADOS
Tuvimos la oportunidad de recorrer varios de estos hermosos pueblitos. Nuestra primera parada fue Obernai, hogar de Santa Odilia.

Esta ciudad jugó un papel importante en la historia y fue el lugar de nacimiento de la futura Santa Odilia, hija de los duques de Alsacia y actual patrona del lugar, es uno de los sitios más visitados de la zona y un importante centro económico del departamento del Bajo Rin; especialmente famoso por sus vinos y la producción de cervezas, además de su turismo.

Hay un mercado local en la plaza del mercado, donde pudimos degustar los productos artesanales con objetos que representan a la cigüeña, un símbolo de Alsacia por la cantidad de aves que abundan en la zona.

Otro punto que llamó nuestra atención en el recorrido, fue el Castillo de Haut-Koenigsbourg, que se encuentra en el término municipal de la comuna francesa de Orschwiller, en el departamento de Bajo Rin.

DESTINOS LIFESTYLE  | ALSACIA

Está en la cima del monte Stophanberch o también, Staufenberg y está repleta de historia, ya que fue donado en 774 por Carlomagno a la Abadía de Lièpvre, una dependencia de la Abadía de Saint-Denis.

En 1079, el monte fue confiscado por el duque de Suabia, Federico de Hohenstaufen, quien por encargo del emperador Enrique IV del Sacro Imperio construyó una serie de fortificaciones y castillos en toda la región para asentar el poder imperial.

A 65 kilómetros de Estrasburgo se encuentra Ribeauvillé, bordeada por antiguas murallas con varias casas medievales pintorescas y dos iglesias antiguas, la de San Gregorio y la de San Agustín. Nos encantó Eguisheim, que por su belleza y atractivo turístico, uno de los pueblos distinguidos por la Asociación Les Plus Beaux Villages de France (Los pueblos más bellos de Francia), una agrupación francesa creada en 1982 para promover el turismo en pequeños pueblos.

También visitamos Kaysersberg, el pueblo natal del Dr. Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz en 1952, conocido por su vida interpretativa de Jesús y su profundo conocimiento de los textos bíblicos. Definitivamente si ama el vino y los cuentos de hadas, este debe ser su próximo destino

DESTINOS LIFESTYLE  | ALSACIA


¿Cómo llegar?: Tomar un avión hasta Estrasburgo, Francia. Otras opciones a considerar son Basilea en Suiza y Frankfurt en Alemania.

Transporte: Mulhouse, Colmar y Estrasburgo están bien conectadas por tren. Si va a tranportarse en auto, que es la opción más recomendada, haga esta ruta de sur a norte (o la inversa) es realmente sencillo y rápido. Hay quienes se transportan en bicicleta. entre pueblo y pueblo.

Recomendación: Para recorrer toda la zona, en menos de cinco días, elija una ciudad o pueblo base. Hay varias opciones, la que más recomiendan es Colmar, ya que se encuentra a cortas distancias en carro de los bellos pueblos de Alsacia y tiene una muy oferta hotelera.