Panamá expande sus alas con su maravilloso:

Aeropuerto Internacional de Tocumen

Alrededor de 1,000 millones de dólares, será el costo total de la terminal de pasajeros (T2) del Aeropuerto Internacional de Tocumen, suma que abarca las edificaciones, instalaciones e infraestructuras externas de la mega obra y mejoras a la T1, garantizando un mejor servicio a los más de 15 millones de pasajeros que transitan actualmente por el hub de las Américas.

ESPECIALES  | Aeropuerto Internacional de Tocumen

Toneladas de concreto, hierro y otros materiales de construcción, empiezan a fundirse y darle forma al diseño arquitectónico de alta tecnología que visualizó el famoso arquitecto británico Sir Norman Foster para la nueva Terminal 2 (T2) del Aeropuerto Internacional de Tocumen.

El plan director para la ampliación planea incrementar para el año 2022 su capacidad de 5,8 a 25 millones de pasajeros anuales, formando un importante nuevo aeropuerto central para Latinoamérica.

En retrospectiva

Como muchas de las obras cargadas de historia que tiene el país, el Aeropuerto Internacional de Tocumen no escapa a esta realidad. Fue el vigésimo tercer presidente provisional de Panamá, Enrique Adolfo Jiménez Brin, quien lo inauguró el 1 de junio de 1947.  Aunque la estructura estaba a medio terminar, inició operaciones y luego de siete años se concluyeron los edificios de la administración, para tener la terminal en funcionamiento total.

Lo cierto es que, inmediatamente concluida la estructura y debido a la posición geográfica que favorece el tránsito aéreo por el país, aquella terminal fue muy pequeña para la demanda operacional, iniciando la idea de una expansión que finalizó en la ejecución de una nueva terminal de pasajeros (T1).

En ese entonces,  la T1 contó con una capacidad inicial de 1.5 millones de usuarios, pero el movimiento de pasajeros ha aumentado a tal punto que, de enero a diciembre del año pasado se movilizó un total de 14.7 millones de pasajeros, según cifras de Tocumen, S.A. De esta cantidad un 70% viene de transferencia y se espera que llegue a unos 25 millones de pasajeros utilizando el hub de las Américas.

Ante un importante crecimiento en sus operaciones, se puso en marcha entre los años 2004 y 2008 la primera fase de su plan de expansión, que incluía además, la modernización de las instalaciones actuales de la terminal. Un año más tarde, iniciaron los trabajos del Muelle Norte que concluyeron en enero del 2012.  Al  poco tiempo, la administración de Tocumen se impuso un nuevo reto: construir una nueva terminal de pasajeros, como parte de una tercera fase del plan de expansión.

Jairo Triana, Vicepresidente de Ingeniería y Proyectos del Aeropuerto Internacional de Tocumen, destacó que esta fase incluye el edificio de la T2 con una superficie  de 116,000 m2, distribuidos en cuatro niveles, pero además incluye otras obras claves para la operación del aeropuerto, tales como: calles de rodaje, accesos, pista, posiciones remotas, estacionamientos, planta de tratamiento de aguas residuales, subestación eléctrica, edificio conector con la actual terminal T1 y sistema de abastecimiento de combustible para aviones.

Según datos proporcionados por Tocumen, S. A., el costo inicial del proyecto total de ampliación para esta etapa de desarrollo, fue de 780 millones de dólares, sin embargo, las adecuaciones elevaron su costo en alrededor de 1,000 millones de dólares, involucrando las edificaciones, instalaciones e infraestructuras externas.

A este ambicioso paquete de mejoras se suman inversiones en la terminal de pasajeros (T1), adecuaciones a los sistemas tecnológicos, transformaciones en el sistema de aire acondicionado y la red sanitaria del actual terminal, entre otros proyectos.

ESPECIALES  | Aeropuerto Internacional de Tocumen

La gran obra

El Aeropuerto Internacional de Tocumen  es el hub más importante de Latinoamérica, pues sirve de trampolín para otras terminales aéreas del mundo. Además es el centro neurálgico de salidas y conexiones de muchas líneas aéreas.

Por esto, la visión arquitectónica de Sir Norman Foster muestra dos alas simétricas de muelles que se extienden a este y oeste desde el vestíbulo central y todo el edificio está unido bajo una aerodinámica cubierta de bronce coloreado. Una variedad de cálidos interiores de piedra y vigas, complementan los tonos metalizados de la cubierta y las fachadas acristaladas abren el aeropuerto hacia el aeródromo y el paisaje.

Como el foco de atención de los aeropuertos centrales está puesto en el tránsito de los pasajeros, el planteamiento de la terminal minimiza los tiempos de conexión, con fuertes conexiones visuales a través del aeropuerto para poder encontrar el camino intuitivamente. Vista en planta, la curva de la fachada del edificio ha sido cuidadosamente diseñada para que, a la vez que minimiza las distancias de desplazamiento a pie, albergue un gran número de zonas de embarque.

La ingeniería y la arquitectura se proyectaron simultáneamente, resultando una estrategia medioambiental integral que armoniza soluciones activas y pasivas. Unas aperturas en la cubierta permiten que la luz penetre hasta los lugares más recónditos del edificio, y un amplio vuelo protege las fachadas de vidrio del aporte solar, minimizando así la necesidad de enfriamiento mecánico, una gran ventaja, si se toma en consideración que el Aeropuerto Internacional de Tocumen también construye, paralelamente, una subestación eléctrica.

ESPECIALES  | Aeropuerto Internacional de Tocumen

Mega infraestructura

La T2 cuenta con instalaciones de última generación, como el uso de fibra óptica, un sistema de equipaje integrado entre terminales T1 y T2 (BHS inteligente), con capacidad para procesar al inicio 7, 200 y posteriormente 8,400 maletas por hora.

El primer nivel (N100) tendrá un sector central con los servicios para la llegada de  pasajeros, oficinas de aduanas, migración, renta de autos, refiltrado de seguridad para pasajeros en tránsito y en sus dos extremos el sistema de equipajes de llegadas y salidas, junto con actividades de atención a los aviones.

La segunda planta (N200) está completamente destinada a los usuarios. Se manejarán las salidas de ellos con aproximadamente 50 mostradores para emitir los pases de abordar, migraciones de salida, 10 puestos para controles de seguridad, área comercial libre de impuesto y salas de espera- abordaje para pasajeros.

Todo el terminal estará debidamente señalizado para facilitar la circulación por sus amplios pasillos. El tercer nivel N300 albergará salas de aerolíneas, cuartos eléctricos, mecánicos y de operaciones. Además de mezanines para instalaciones, salas VIP, patio de comidas y oficinas para las compañías aéreas.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen es el principal de Panamá, posee dos pistas y 34 puertas de embarque; sirve a más de 80 destinos en 35 países de América y Europa, es por eso que desarrolla actualmente otras obras complementarias a la T2 valoradas en más de 200 millones de dólares, entre las que se incluyen la remodelación de la terminal actual, la construcción de nuevos estacionamientos para una mayor comodidad de los pasajeros, ampliación de tanques de combustibles, un nuevo incinerador, subestación eléctrica y obras en las pistas para garantizar la seguridad de los aterrizajes y los despegues e incrementar las áreas de operación y maniobra de los aviones.

Igualmente se construye la plataforma de estacionamientos para los aviones, que tendrá una superficie total de 230,000 m2, con sectores en pavimento de concreto y de asfalto. También se ha construido una calle de rodaje para la circulación hacia la pista de vuelos.

Dentro del portafolio de obras de inversión se incluyen trabajos de recrecido de la pista norte del aeropuerto,  por un monto que alcanza los 12 millones de dólares.

Esta nueva reforma en el pavimento de la pista, mejorará la operación aérea, la seguridad operacional y brindará mayor capacidad de carga a las aeronaves que atienden la demanda de los vuelos desde y hacia el hub.

ESPECIALES  | Aeropuerto Internacional de Tocumen

Beneficios que brinda el hub de las Américas

La principal terminal aérea de Latinoamérica genera grandes expectativas por su ampliación.

ESPECIALES  | Aeropuerto Internacional de Tocumen

  • Proyecciones

– Demuestran que el crecimiento de la cantidad de operaciones y pasajeros será constante y por encima de las previsiones realizadas en el plan maestro anterior.

– El movimiento de pasajeros creció de manera sostenible durante los últimos años, reflejando 5.93% para el año 2017 en comparación con el año anterior.

  • De gran valor

– El Aeropuerto Internacional de Tocumen, es un polo generador de actividades técnicas, educacionales y comerciales.

– En 2017 se movilizaron 173,995  toneladas métricas de carga y correo, que fue movilizado por las compañías aéreas dedicadas únicamente a esto.

  • Generador de empleos

– Actualmente, cerca de 10,000 plazas de trabajo son generadas en el terminal de Tocumen, cifra que aumentará aproximadamente a 20,000 plazas de trabajo.

– La obra de expansión ha generado alrededor de unos 5,000 empleos indirectos y unos 800 directos.

  • Facilidades

– La ubicación geográfica de Panamá y su pluralidad cultural, generan un atractivo especial para el intercambio de bienes y servicios, actividades en las que el Aeropuerto Internacional de Tocumen sirve como un medio facilitador.

  • Más plazas

– Unos 13,000 empleos directos e indirectos para los panameños cuando se complete la Terminal Sur (T2) del aeropuerto.

  • Otros sectores

– El turismo será uno de los sectores más beneficiados con esta ampliación, pues a mayor demanda de vuelos, se incrementa el número de turistas que deciden pasar sus vacaciones en el país.

  • Incremento

– Muchas aerolíneas han incrementado sus frecuencias de vuelos e itinerarios, nuevos destinos así como el interés de nuevos operadores de volar hacia Panamá.