El Gas Natural Licuado ha sido uno de los grandes protagonistas de la industria marítima mundial en los últimos años. Sus importaciones muestran cifras récords por ser un combustible limpio y la nueva alternativa para la generación eléctrica.

El comercio global de gas natural (GNL) alcanzó los 296.7 millones de toneladas métricas en el año 2017, lo que representa un crecimiento de 11%, siendo las importaciones asiáticas las principales impulsoras de este movimiento.

Este panorama ha sido también beneficioso para el Canal de Panamá desde la apertura de sus nuevas esclusas, el 26 de junio del 2016, al abrirle las compuertas a este segmento que por primera vez comenzó a utilizar la vía interoceánica y que desde ese momento ha experimentado un crecimiento constante, directamente relacionado con la construcción de plantas de regasificación en Estados Unidos.

Esto debido a que Estados Unidos pasó de ser importador a exportador de este producto como resultado del desarrollo de nuevas técnicas de extracción conocidas como fracking o fracturación hidráulica, que en conjunto con la perforación horizontal, ha permitido el acceso a la extracción de gas natural.

ESPECIALES  | Abriendo paso al Gas NaturalUN NUEVO CAMINO

Hoy día, el Canal de Panamá ofrece a los cargadores de GNL uno de los siete espacios de reserva de Neopanamax disponibles por día.

Argelis Moreno de Ducreux, de la División de Análisis Económico e Investigación de Mercados de la Autoridad del Canal de Panamá, destacó que durante el año fiscal 2017, las esclusas neopanamax registraron 163 tránsitos de buques de GNL. En promedio transitaron 3.1 buques por semana, que en su mayoría tuvieron como destino el continente Asiático (China, Corea del Sur, Japón y Taiwán).

Explicó que en cuanto a la procedencia, el flujo estuvo dominado por buques provenientes desde la terminal de exportación de Sabine Pass en el Golfo de México, seguido de la terminal de exportación Atlantic LNG, en Trinidad y Tobago, Pampa Melchorita, en Perú, Guinea Ecuatorial y Nigeria.

En comparación con el año fiscal 2017, se espera que el tráfico de GNL a través de la vía interoceánica crezca un 50% en la vigencia del 2018, aumentando de 163 a aproximadamente 244 tránsitos, posicionando al Canal de Panamá como un eslabón importante en la cadena de suministro global del GNL.

RUTA COMPETITIVA

Las nuevas esclusas tienen capacidad para recibir al 90% de los buques de GNL de la flota mundial, lo que también ofrece numerosos beneficia las navieras de combustible limpio al liberar un 25% menos de contaminantes que otros combustibles en la generación de electricidad térmica y su uso ayuda a reducir las emisiones de carbono en general.

Por ejemplo, los barcos que salen de la costa del Golfo de Estados Unidos hacia Asia pueden reducir significativamente los tiempos de viaje (hasta 22.8 días en un trayecto de ida y vuelta). De esta manera, Estados Unidos se convierte en un proveedor de gas muy competitivo para los principales importadores asiáticos y también para los países América del Sur que van a poder percibir de una manera similar un ahorro de tiempo significativo.

En el caso de los que salen de las plantas de producción en Trinidad y Tobago podrán ahora dirigirse a Chile, donde el GNL es regasificado, y luego se distribuye con fines de producción de energía. Por esta vía, el Canal ampliado proporciona un ahorro de 6.3 días en el tiempo de tránsito en comparación con la ruta alternativa de viajar por el estrecho de Magallanes.

Cabe destacar que la capacidad del Canal para atender a los buques de GNL supera a la demanda actual, como lo demuestra el tránsito de tres de estas embarcaciones en un mismo día el pasado 17 de abril, siendo ésta la primera vez que esto sucede en la vía interoceánica.

Las expectativas son altas, ya que se trata de un mercado que se encuentra en constante evolución en donde solo Asia tiene más del 70% del consumo global de gas natural. Quizá su mayor ventaja es ser un combustible amigable con el medio ambiente y una alternativa muy competitiva para la generación eléctrica, al compararla con el carbón o la energía nuclear.

Además, se prevé que las economías mundiales tomen medidas para cumplir sus compromisos en virtud del acuerdo climático de París, lo cual tendrá un efecto positivo en el mercado de GNL como alternativa de combustible limpio al liberar un 25% menos de contaminantes que otros combustibles en la generación de electricidad térmica y su uso ayuda a reducir las emisiones de carbono en general.

ESPECIALES  | Abriendo paso al Gas Natural

POTENCIAL

Con el propósito de aprovechar las oportunidades que ofrece el Canal ampliado, la ACP completó el proceso del estudio de la factibilidad de una terminal de Gas Natural Líquido (GNL) en el sector Pacífico, la cual facilitaría la distribución regional de ese producto y el suministro a buques, así como su uso para generación eléctrica.

Argelis Moreno de Ducreux explicó que en estos momentos, se trabaja en la etapa final del desarrollo de una encuesta de mercado con posibles desarrolladores, con el fin de recibir su retroalimentación sobre el proyecto. Los resultados de la encuesta de mercado servirán para definir el modelo de negocio más adecuado para la concesión de la terminal, el cual será presentado a la Junta Directiva del Canal para su aprobación.

Esta importante inversión se complementaría en el lado Atlántico con la primera Central de Generación a base de Gas Natural en Centroamérica, que construye la empresa AES Panamá en la provincia de Colón.

La planta utilizará la tecnología de ciclo combinado por su eficiencia y contribución al medio ambiente, ya que reutiliza el calor de los gases de escape de las turbinas de gas para obtener vapor para ser utilizados por una turbina de vapor y ahorrar consumo de combustible en la producción de electricidad.

El proyecto que se construye con una inversión de 1,150 millones de dólares inició su construcción en mayo de 2016 y contará con tres generadores, tres turbinas de gas y una turbina de vapor, para una capacidad instalada de 381 megavatios (MW).

Además de la planta de generación, el proyecto incluye una regasificadora, un tanque de almacenamiento de gas natural de 180,000 metros cúbicos, una estación de carga de camiones para distribución de GNL y un muelle para atender los buques para carga y descarga. Esto último promete un mercado importante, ya que la planta está estratégicamente ubicada en la isla Telfers en la zona de influencia del Canal de Panamá.ESPECIALES  | Abriendo paso al Gas NaturalREGULACIÓN MUNDIAL

La Organización Marítima Internacional (OMI) fijó un límite mundial de contenido de azufre en los combustibles de los buques a partir del 1 de enero del 2020, con el propósito de reducir los efectos perjudiciales del transporte marítimo en el medio ambiente.

Las nuevas reglas del juego exigen que los buques a nivel mundial deben utilizar un combustible que contribuya con la disminución de los gases de efecto invernadero.

Según el organismo, cada vez hay más buques que utilizan gas como combustible, ya que al inflamarse las emisiones de óxidos de azufre que produce son de carácter minoritario, lo que ha sido reconocido en la elaboración de Código Internacional para los buques que utilicen gas u otros combustibles de bajo punto de inflamación (Código IGF), que fue adoptado en 2015. Otro combustible alternativo es el metanol, que se usa en algunos servicios de navegación marítima de breve duración.

Con este punto como referencia, el GLN parece no perder fuerza en el mercado, al menos en un futuro cercano, por lo que Panamá apuesta por convertirse, no solo en la ruta más eficiente para los buques que lo transportan, sino en un importante centro de distribución regional, que nos consolide como un hub global.

MÉTODOS DE EXTRACCIÓN DE GAS NATURAL

ESPECIALES  | Abriendo paso al Gas Natural


MOTOR DE PROGRESO DEL CANAL DE PANAMÁ

Radica en los futuros tránsitos de buques Neopanamax de GNL es la extracción de gas natural, licuefacción, y exportación de Estados Unidos.

ESPECIALES  | Abriendo paso al Gas Natural

  • Actualidad

– Desde inicios del 2016, seis proyectos de exportación de GNL cuentan con completa aprobación con una capacidad total instalada de 68 millones de toneladas métricas en Estados Unidos. Las exportaciones de GNL desde Estados Unidos también impulsarán el comercio con la costa oeste de Sur América, específicamente Chile, el único importador de GNL en la zona.

  • Demanda

– Los tránsitos de buques GNL representan alrededor del 10% del tráfico por las esclusas neopanamax, mientras que los buques portacontenedores y los gaseros que transportan GLP reflejan un 53 y un 28% respectivamente

  • Incentivo

– La Vía Interoceánica instituyó una nueva estructura de peajes para ofrecer ahorros de costos a los buques de GNL que realizan viajes de ida y vuelta. Los nuevos peajes reducen los costos de transitar en lastre (vacío), para los clientes que utilizan el mismo buque, siempre y cuando el tránsito en lastre se haga dentro de los 60 días después de que se ha completado el tránsito cargado.

  • Seguridad

– En el marco de las negociaciones de la Convención Colectiva entre la Unión de Prácticos del Canal de Panamá (UPCP) y la ACP, entre el 2014 y 2016, se de- batieron los parámetros para el manejo de los buques de GNL en el Canal ampliado. En estas negociaciones, la ACP adoptó las recomendaciones de los expertos, sumándolas al plan de manejo que habían elaborado.

– Lo que se busca es que los prácticos puedan hacer el tránsito de los Neopanamax de GNL con un bajo nivel de riesgo, siguiendo los están- dares internacionales de la Industria para garantizar la seguridad de vidas humanas, la protección del medio ambiente y el resguardo de la infraestructura del Canal de Panamá y de sus clientes.