La estudiante Itzel Ortega de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), en el Centro Regional de Coclé, fue la inspiración para el proyecto “Desarrollo de un sistema prototipo para la movilidad de personas con discapacidad visual, en el transporte público de pasajeros en ciudades de Panamá, con base en tecnologías electrónicas asistidas”, cuyo acrónimo es MOVIDIS.

Este proyecto, que es financiado por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT), vio sus inicios en el año 2012, cuando estudiantes y docentes de la carrera de licenciatura y Desarrollo de Software de la UTP, se vieron motivados a crear aplicaciones para teléfonos inteligentes, con la finalidad de ayudar a su compañera Itzel, quien padece de discapacidad visual, para desplazarse a los diversos centros regionales. 

Por esta razón, las aplicaciones estarían basadas en los estudios que ellos estaban desarrollando en sus carreras, por lo que partían de una base generalizada.

Posteriormente, en 2014 se propuso el proyecto a la SENACYT y se procedió a añadir algunas modificaciones conceptuales, “las cuales están dentro del marco de la investigación y desarrollo, con la finalidad de hacer una propuesta con alguna novedad”, explica el Dr. Héctor Montes, Coordinador e Investigador Principal del Proyecto.

LIFESTYLE TECNOLOGÍA  | MOVIDIS: un sistema prototipo para la movilidad de personas con discapacidad visual

EL SISTEMA
Se han desarrollado dos prototipos finales dentro del proyecto, uno de ellos está basado en el desarrollo de tres aplicaciones para smartphones: ViDis, ViBus y Tutor, para tres tipos de interacciones entre la persona con la discapacidad visual, el acudiente y el chofer del bus.

“Con la app ViDis, la persona con discapacidad visual puede conocer en qué zona está una parada de autobús, siempre que esté etiquetada dentro del sistema de Google Maps”, explica Montes. 

El otro sistema consiste en un equipo que usará una banda de radiofrecuencia (RF) de 433 MHz con tres prototipos; MOVI-ETA: a ser utilizado por la persona con discapacidad visual; MOVI-Bus: ubicado en el autobús para el uso del conductor y MOVI-Stop: ubicado en las paradas de autobuses.

“Con esta tecnología se pretende llegar a los lugares en donde los sistemas de telefonía no han llegado, que son algunas comunidades en donde no existen las señales 3G/4G o son muy débiles, o en lugares de alta contaminación de señales dentro de las bandas de 800 MHz, 900 MHz, 1500 MHz, 1800 MHz y 2600 MHZ”, afirma Montes.

Para la ejecución de este sistema que es viable, todavía falta por hacer, en cuanto a la docencia hacia la comunidad, los usuarios y los choferes de buses. También hay que implementar una infraestructura adecuada, crear un espacio y laboratorio en la ciudad para el nuevo sistema.

“Nos tomará un poco más de dos años poder sacar un producto utilizable y fiable al 100%, pero vamos por buen camino”, concluye el coordinador del proyecto por parte de la UTP