El restaurante Casa Escondida en San Francisco fue el escenario para la exhibición “Reflejos: Fragmentos del Barrio”, de Eduardo Navarro, descrita por el autor como “un jardín que te espera dentro del local engullido por la magia nocturna”; además, indica que es “un hito urbano y un espacio para reflexionar de lo que estaba antes, lo que ya no está y evaluar lo que está ahora”.