LA INTERNET Y LAS TECNOLOGÍAS SEGUIRÁN DESEMPEÑANDO UN PAPEL RELEVANTE EN LA VIDA DE LOS NIÑOS. ES IMPORTANTE QUE SE ALIMENTEN BIEN Y PRACTIQUEN ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE.

Aunque pocos niños se han enfermado con COVID-19, en comparación con los adultos, pueden ser infectados por el virus, enfermarse y propagarlo a otras personas. Los niños que tienen COVID-19, pero no presentan síntomas («asintomáticos»), igualmente pueden propagar el virus a otras personas, tal como sucede con los adultos.

«Al principio pensábamos que los niños estaban libres de COVID-19, eran los primeros casos de enero, febrero… lo cierto es que, a nivel general, entre más casos vemos, más casos de niños van a haber, así como niños hospitalizados y muertes», explica el Dr. Pedro Vargas, Pediatra Neonatólogo del Hospital Paitilla.

A su criterio, los niños que se enferman a causa del virus tienen síntomas más moderados, como fiebre y tos. Entre las complicaciones serias se ha detectado el síndrome Inflamatorio Multisistémico (PIMS por sus siglas en inglés), con síntomas que se asemejan a la enfermedad de Kawasaki, que afecta el sistema inmunológico y que presenta inflamación de vasos sanguíneos.

Hasta el momento de la redacción de esta nota, el Ministerio de salud (MINSA) reveló un total de 55,355 casos en menores de 19 años en Panamá.

¿QUÉ HACER?

El Dr. Pedro Vargas recomienda, para la salud óptima de los niños, tener buenos hábitos, como la práctica de actividades físicas y al aire libre para el desarrollo muscular y esquelético, así como cumplir con las horas de sueño y una alimentación balanceada según la edad del infante, que incluya una diversa cantidad de frutas y vegetales.

«Una buena alimentación contiene todos los requerimientos vitamínicos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo humano… no hay necesidad de comprar frascos de vitaminas ni darles bombas vitamínicas. No comparto ese criterio, además, las deficiencias vitamínicas toman mucho tiempo en ser recuperadas. Uno no toma vitamina D o Zinc para protegerse del COVID-19».

SALUD MENTAL

El galeno manifiesta que otro factor clave para hacer la pandemia más llevadera es tener la mente en buen estado, y no estar tan pegados a las pantallas, producto del confinamiento y la educación a distancia. Además, recomienda evitar tener charlas sobre noticias de la pandemia para no generarles ansiedad a los más pequeños.

Con motivo del Día para una Internet más Segura, Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF, hizo una declaración en la cual destacó que bajo la sombra de la COVID-19, la vida de millones de niños y jóvenes ha quedado limitada a sus hogares y sus pantallas.

“Si bien la tecnología y las soluciones digitales ofrecen oportunidades considerables para que los niños sigan estudiando y se mantengan entretenidos y conectados, estas mismas herramientas pueden aumentar su exposición a numerosos riesgos. Incluso antes de la pandemia, la explotación sexual en internet, los contenidos dañinos, la desinformación y el ciberacoso ponían en peligro los derechos de los niños, así como su seguridad y su bienestar mental. En el caso de los niños que ya padecen distintos tipos de sufrimiento tanto en internet como en el mundo real, pasar más tiempo delante de las pantallas podría haber agravado su situación. El cierre de las escuelas, el distanciamiento físico, la disminución de los servicios disponibles y la creciente presión que soportan las familias vulnerables han alterado y reducido algunas de las medidas de protección con las que contaban».


SÍNTOMAS COMUNES EN NIÑOS:

• Fiebre, dolor abdominal. vómitos o diarrea, erupción en la piel, dolor de cuello, ojos rojos, labios rojos, secos y agrietados, manos o pies hinchados.

FUENTE: kidshealth.org