«Cada día era una victoria»

LA ABOGADA Y MADRE DESCRIBE LOS MOMENTOS VIVIDOS, DESPUÉS DE QUE ELLA Y SU PEQUEÑA HIJA, DE SEIS AÑOS, LUCHARAN FUERTEMENTE CONTRA EL COVID-19.

Liz Marie Chandeck Rodríguez es abogada y desde 11 años se dedica a la rama de familia, su gran pasión. Es Subsecretaria de la Asociación Panameña de Abogados de Familia (APADEFA) y miembro de la Comisión de Familia del Colegio Nacional de Abogados.

Madre de su mayor tesoro, María Sofía, de tres años de edad, nos cuenta su experiencia como sobreviviente de COVID-19. Todo comenzó cuando se fue a vivir a casa de sus padres temporalmente.

Sin embargo, su padre fue el que primero que se contagió y luego cayeron en efecto dominó todos los que vivían en la casa. Por último, Liz Marie se contagió al cuidar 24/7 a su hija, quien había salido infectada y tuvo fuertes síntomas.

¿Cómo descubrió que estaba contagiada?

«Comencé a sentir el pecho apretado, dolor en el cuerpo y fiebre; para mí, era lógico, ya que no recibía ayuda ni de día ni de noche para cuidar a mi hija que estaba bastante decaída por su contagio».

¿Qué pensó en ese momento?

«Los pronósticos para esos meses no eran tan favorables, pero el pediatra de mi hija fue muy esmerado y me mantuvo tranquila todo el tiempo. Mi mente estaba concentrada en cuidar al 100% de mi hija. Pasaba las noches en vela para monitorearle la fiebre, ya que me daba miedo de que convulsionara. Mis papás y la nana tuvieron que irse a un hotel hospital».

¿Cómo es ser madre en tiempo de COVID-19?

“Me di cuenta de que madre solo hay una y no hay nada en el universo que opaque ni compita con ese amor. Pasé en urgencias durante la noche con ella solita hasta que salieran todos los resultados. María Sofía estaba bastante decaída, me aferré a Dios y traté de mantenerme positiva y transmitirle eso a mi hija para que las dos saliéramos adelante».

¿Qué le enseñó esta enfermedad?

«Que somos más fuertes de lo que pensamos, que tenemos el superpoder de cuidarlos y de lo resilientes que son los niños al enfrentarse a un virus del que se tenía muy poca información para ese momento. Cada día era una victoria».

Un mensaje para las personas que piensan que eso no les va a dar.

«El virus no tiene excepciones, es importante seguir los consejos médicos y tomar todas las medidas de protección. Ya comienzan a verse casos de reinfección y no podemos darnos el lujo de que nos vuelva a pasar. A nivel personal, sería un caos, ya que soy el sustento de mi hogar; además, debo velar por los cuidados, atenciones y prevenciones de la persona más importante del mundo: mi hija».

ESPECIALES  | Conversaciones Post Covid-19 : Liz Marie Chandeck Rodríguez