«Si pueden prevenirlo, háganlo»

EL ESPECIALISTA EN TECNOLOGÍA NOS CUENTA LO VIVIDO TRAS HABER VENCIDO EL COVID-19 CON SUS PEQUEÑOS HIJOS, DEL CUAL TODAVÍA PERCIBE ALGUNAS SECUELAS.

El experto en tecnología, tech blogger y columnista de Mundo Social Carlos Chamorro vivió en carne propia los efectos del coronavirus.

Seis meses después, recuperado, pero con algunas secuelas, como fatiga temprana al hacer ejercicios, agradece a su esposa «desde el fondo de mi corazón, ya que tuvo una tarea titánica al tener tres casos positivos en la casa y mantener las energías y el ánimo suficientes para cuidarnos y consentirnos durante esos 15 días».

Carlos también agradece al resto de su familia por haber estado presente y al Dr. Jorge Sinclair, «mil gracias por su atención impecable».

¿Dónde se contagió?

“Directo en mi casa. Cuando se levantó la cuarentena total, permitimos salir a la trabajadora doméstica que labora con nosotros y se contagió. Resultó ser positiva asintomática y regresó a trabajar sin darse cuenta, y nos contagió».

¿Cómo lo descubrió?

«Mi hijo de seis meses presentó una leve fiebre y llamamos al doctor, el cual nos dijo que le hiciéramos la prueba PCR de una vez, y fuimos de inmediato. Nos llegaron los resultados y dio positivo. Al día siguiente, me desperté con síntomas y me fui a hacer la prueba… salió positiva. Apenas recibí mi resultado, procedimos a hacer la cuarentena mi hijo Felipe y yo. Fueron 15 días muy divertidos».ESPECIALES  | CONVERSACIONES POST COVID-19: CARLOS CHAMORRO

¿La hospitalizaron?

«No, pero recibí atención médica, por vía telefónica, del doctor Jorge Sinclair y me recetó una batería de medicamentos para controlar los síntomas. Estuvo pendiente de mí todos los días y me pedía mandarle reportes diarios, incluyendo mi nivel de oxigenación para mantenerme controlado». ¿Sintió temor por su vida? En realidad, no. Sé que el virus se manifiesta de manera diferente en cada persona, pero considero que tengo un sistema inmune fuerte, por lo que estaba listo para pelear con el virus.

¿Cuál fue el peor momento?

«Pasé tres días mal… los síntomas estaban en su máxima expresión. Una de las cosas que más me costó fue que estaba en un cuarto encerrado con mi hijo de seis meses, que también estaba enfermo, queriendo dormir y descansar. Pero no podía, ya que un bebé de seis meses requiere mucha atención y cuidado».

¿Qué les diría a quienes no creen en el virus?

«No es una gripecita, es un tema serio. Afecta a todas las personas de una manera diferente y no se puede tomar a la ligera. Hay que monitorearse de manera constante y buscar apoyo y dirección médica. Con lo poco que conocemos del virus, aunque ahora un poco más, lo mejor es estar pendiente de todo, ya que puede exponenciar cualquier enfermedad anterior que tengamos».ESPECIALES  | CONVERSACIONES POST COVID-19: CARLOS CHAMORRO